Menú

Las resistencias de mujeres en Jalisco en la pantalla grande

Las resistencias de mujeres en Jalisco en la pantalla grande

¿Qué une la vida de diversas mujeres en Jalisco? ¿Qué las hace revelarse contra quienes quieren despojarlas de su tierra, cultura e identidad? “Semillas contra el despojo” es un documental que le pone rostro femenino a las luchas por la defensa de la tierra y el territorio en el estado.

Por Sara Leos / @SaraLeosA

Las resistencias de la comunidad Indígena de Mezcala, el Comité Salvabosques del Tigre II del Bosque del Nixticuil y las “Papatistas” fueron llevados a la pantalla grande en la película “Semillas contra el despojo” por la directora María Antonieta de la Puente, quien logra en la narrativa del documental, unir tres historias que tienen en común: la lucha por el despojo, la defensa del territorio y la creación de otro mundo posible.

“Creo que el que se cuente en un documental o en una película de ficción, las luchas que están llevando los pueblos, los barrios, las familias, los niños y las niñas, pues es para hacer un eco y que haya una interpelación y nos haga preguntarnos qué estamos haciendo y cómo nos organizamos”, precisó María Antonieta.

El documental “Semillas contra el despojo”  fue realizado 100 por ciento por mujeres, tanto en la producción como las protagonistas de las historias.

La directora, fotógrafa y guionista del documental, dijo que para comenzar a grabar en Mezcala, primero fue a la comunidad sin cámara,  para acercarse a las personas de manera respetuoso, y lograr una comunicación más cercana.

La comunidad indígena de Mezcala, asentada en la Rivera del Lago de Chapala, tiene una historia milenaria en resistencias pues desde tiempo de la Colonia hasta nuestros días, su Isla y tierras han sido codiciadas por empresarios para la construcción de megaproyectos.

Otro de las organizaciones que son llevadas al documental es el de las “Papatistas”, cooperativa familiar de mujeres que han resistido al despojo de sus tierras desde hace 50 años: “Al llegar a la ciudad, la abuela decide que quiere vender papas y aprende a dorar papas… y su hija y su nieta, se dieron cuenta que era una forma muy digna de resistir frente a un sistema, porque no están dependiendo de un patrón, de un salario injusto”, explicó María.

Otra de las resistencias que se narran es la del Comité Salvabosques del Tigre II del Bosque del Nixticuil, el cual nace a partir de la masiva tala de árboles ocurrida hace 14 años por la colusión entre el gobierno y  una empresa inmobiliaria; las mujeres del barrio escucharon esa madrugada (la tala), salieron al otro día para saber qué era lo que había pasado, al ver la dura realidad juntas decidieron hacer una cerca humana para impedir que talaran más árboles. A partir de ahí comenzó la organización.

Las mujeres son semilleros de revolución y, a decir de la directora, las mujeres son quienes ponen el cuerpo en las luchas: “En la película, la protagonista de la historia es Mezcala, es la comunidad. En el caso del Nixticuil, los vemos a todos y a todas pero quienes cuentan la historia son las mujeres que empezaron el comité. Y en el caso de las “Papatistas” pues son tres mujeres las que tienen una cooperativa familiar, la defensa del territorio en la historia de las “Papatistas”, ha sido su cuerpo de mujer”.

La cinta que duró cinco años en su proceso de creación, fue proyectada por cuatro días consecutivos durante el Festival Internacional de Cine en Guadalajara, y la directora espera llevarlo a otros festivales y a centros culturales y centro sociales:  “Nos ha ido bien, y la gente ha recibido muy bien el documental, y para los colectivos es muy importante que se conozcan sus luchas y para nosotras también ha sido súper emotivo, ver la respuesta de la gente, incluso, para mí ver la película en pantalla grande ha sido muy especial”, concluyó.

***

Aquí pueden ver el trailer del documental.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *