Menú

Perros y gatos en casa durante la cuarentena ante COVID19

Perros y gatos en casa durante la cuarentena ante COVID19

Columna Justicia y Dignidad Animal A.C.

¿Qué podemos hacer con nuestras mascotas durante esta contingencia por coronavirus? ¿Qué cuidados especiales debemos de tener con ellas? ¿Cuáles son las realidades y los mitos? Aquí una columna especial realizada por Justicia y Dignidad Animal A.C. en el marco de la pandemia global de coronavirus.

Colaboración de Mónica Lepe,
Vocera de Justicia y Dignidad Animal, A.C. / @JyDAnimal

Desde inicio del 2020, nos encontramos ante una circunstancia extraordinaria a nivel mundial: la aparición de un nuevo virus que afecta a las personas de todas las latitudes, el coronavirus/COVID19. En febrero este virus llegó a nuestro país, y a Jalisco.

Aprovechamos la oportunidad para recordar lo dicho por la OMS respecto del virus y los animales de compañía ante las evidencias científicas hasta el momento:

 “¿Mi mascota me puede contagiar la COVID-19?”

Aunque ha habido un caso de un perro infectado en Hong Kong, hasta la fecha, no hay pruebas de que un perro, un gato o cualquier mascota pueda transmitir la COVID-19. La COVID-19 se propaga, principalmente, a través de las gotículas producidas por una persona infectada al toser, estornudar o hablar. Para protegerse a sí mismo, lávese las manos a fondo frecuentemente.

La OMS se mantiene al tanto de las últimas investigaciones a este respecto y otras cuestiones relacionadas con la COVID-19 y proporcionará información actualizada de las conclusiones que se vayan obteniendo. 

Como parte de las recomendaciones de las autoridades de salud para evitar aumentar los contagios, se pide a las personas observar muy de cerca la higiene y, en lo posible, quedarse en casa. Esto afecta también a nuestros animales de compañía; a los perros les reduce su tiempo de paseos dado que lo ideal es evitar la interacción social con otras personas. Y a los gatos, esos hermosos seres tan dueños de su espacio, les estaremos acompañando un poco más y modificando algunas de sus rutinas. Es por ello que hemos reunido algunas recomendaciones para que durante esta temporada extraordinaria nuestros perros y gatos lo pasen lo mejor posible.

GATOS

Los gatos hacen su vida dentro del hogar sin problema alguno. Para los gatos es recomendable mantener cantidades y estilo de alimentación y moderar los premios; procura tener suficiente alimento seco (croqueta) que es el de mejor conservación. La limpieza diaria del arenero es lo ideal. Y para la convivencia con tu gato, quien te acompañará estos días, puedes propiciar juegos con objetos muy sencillos. 

Listón: con un listón cualquiera (de tela, plano) juega a lanzar un extremo a modo de caña de pescar, para que el gato lo sujete. No se la pongas tan fácil, deja que a veces lo agarre y otras no, pero sí debe sentir que lo “captura” para mantenerlo interesado en el juego. Por favor evita los listones de celoseda (para moños de regalo) o el estambre dado que se rompen fácilmente y en el frenesí del juego el gato podría comer una parte.

Pelota suave: si tienes pelotas de las conocidas como “para el estrés”, lánzalas suavemente y verás que atrapas la atención de tu gato al rebotar; si tienes más de un gato aquello puede convertirse en un partido de pelota felino, Existen pelotitas huecas con semillas o cascabeles dentro que les divierten mucho.

Cajas de cartón: los gatos tienen una relación especial con las cajas de cartón, las usan como escondite, rascadero, fuerte de guerra y cama. A veces son su guarida para dejar las cosas que nos roban (calcetines, broches, ligas para el cabello). Si tienes cajas puedes acomodarlas en distintas formas y orientaciones, como laberinto, túnel o pirámide, le darás a tu gato una gran alegría.

PERROS

Con los perros la situación se complica un poco, ya que al disminuir o eliminar el paseo fuera de casa, el animal puede estresarse al no comprender por qué está cambiando su rutina, y tenemos que trabajar con toda esa energía acumulada. Y hay que ejercitarlo: el ejercicio mental es tan importante como el ejercicio físico y es una herramienta ideal para ocasiones en que no podemos sacar a pasear a nuestro perro. 

Rocío Gómez, guía canina, nos comparte algunos ejercicios que puedes realizar dentro de casa y que mantendrán interesado a tu perro:

Comida embotellada: usa una botella de plástico vacía, hazle algunos agujeros un poco más grandes que el premio o croquetas que colocarás dentro (cuidado con que no queden puntas con las que se pueda lastimar), tápalo y ¡a jugar! ¡Verás lo mucho que se divierte intentando obtener lo que hay en el interior!

Si ves que al principio no entiende muy bien muéstrale que rodándolo pueden salir los premios. Cuando sea un experto en obtener el premio, aumenta la dificultad primero reduciendo el tamaño de los agujeros y luego reduciendo el número de agujeros. 

Busca tus premios: se trata de esconder sus premios favoritos en diferentes rincones de la casa o el patio (considera que no sean lugares peligrosos donde pueda romper algo o lastimarse –un premio por escondite-). Eso estimulará su mente y desarrollará su olfato y capacidad de búsqueda.

Busca el juguete: en una habitación o en el patio o parque esconde un juguete que identifique por su nombre (el más común es “pelota”). Pídele que la busque y cuando la encuentre felicítalo como nunca para que sepa que lo más emocionante ocurre cuando encuentra la pelota.

Los  juegos y las recomendaciones de Rocío Gómez pueden ayudarte también a mejorar la conducta y respuesta de tu perro en otras situación. ¡Además de jugar, le ayudarás en otras áreas! 

Si tu perro o gato se encuentra estresado ante los cambios de rutina, puedes apoyarlo también con terapias alternativas como la floral. 

Finalmente, como nos recomienda Manuel Sánchez de la plataforma Adopta Guadalajara:

“Ante cualquier cambio en la conducta o hábitos de nuestro perro o gato, hay que acudir al veterinario y nunca automedicarlos; y por favor evita compartir rumores falsos sobre la pandemia de coronavirus, la desinformación respecto a los animales puede generar conductas negativas, temor infundado y hasta abandonos.”

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *