Menú

Durante la contingencia por el coronavirus, cuidar la salud mental también es importante

Durante la contingencia por el coronavirus, cuidar la salud mental también es importante

El distanciamiento social se ha vuelto una medida necesaria para cuidar nuestra salud durante esta contingencia por el coronavirus, pero el aislamiento y la información alarmante que circula en las redes pueden tener un efecto contraproducente para la tranquilidad mental, sobre todo para aquellas personas que han padecido otras afecciones antes.    

En ZonaDocs, te compartimos algunos consejos para cuidar tu salud mental este tiempo de #QuédateEnCasa. 

Por Ximena Torres / @ximena_tra 

Lavarse las manos, cubrirse la boca al estornudar y evitar tocarse los ojos, nariz y boca ya no son medidas suficientes para cuidarse del coronavirus, pues como dice la Organización Mundial de la Salud (OMS): “la salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social. No solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”.  

Para cuidar el bienestar físico y evitar más transmisiones de COVID-19, se les ha pedido quedarse en casa a las personas que pueden hacerlo. Aunque eso no es suficiente para garantizar su bienestar mental. Sobre todo, en estos tiempos en los que la información sin verificar corre rápido por las redes sociales.  

La ansiedad, la soledad, la distancia social y el pánico provocado por la aceleración de la pandemia podrían aumentar el estrés y, por lo tanto, las enfermedades mentales. Quienes ya sufren de alguna podrían ver agravados sus síntomas, explica el equipo de salud mental que participa en el proyecto VERIFICOVID, una acción colectiva para vacunarnos contra la desinformación. 

Al quedarse en casa las personas también corren riesgos porque el aislamiento y la falta de contacto son desencadenantes y agravantes de enfermedades mentales, según el mismo grupo de psicólogos. Un ejemplo es la ansiedad, que se dispara cuando sentimos que perdemos el control y nos vemos forzados a dejar la rutina a la que estábamos acostumbrados.  

Por supuesto, hay medidas que tomar para cuidar la tranquilidad mental y que, incluso, en este panorama desalentador, permitirían sacar algo positivo de este tiempo de #QuédateEnCasa.  

Para algunas personas, quedarse en casa también podría ser una oportunidad para trabajar en la cercanía con las personas con las que esté. Al eliminar tiempos de traslado al trabajo podrían descansar más, cocinarse y comer mejor, dedicarles más tiempo a actividades recreativas. Estar en casa también nos da la oportunidad de reflexionar sobre las cosas que no nos gustan de nuestra vida para atenderlas una vez que la cotidianidad regrese, destacan en VERIFICOVID. 

¿Qué hacer para garantizar la salud mental durante la contingencia? 

El Centro Universitario de Ciencias de la Salud de la Universidad de Guadalajara, así como el equipo de salud mental de VERIFICOVID, han recomendado atender los siguientes consejos psicológicos durante el tiempo de distanciamiento social provocado por el coronavirus.  

Mantenerse alertas es importante, pero para combatir la información falsa que puede llevar al pánico, hay que consultar y compartir sólo información verificada. Las redes sociales de las instituciones públicas como las Secretarías de Salud a nivel federal y estatal son una de las mejores vías para llegar a ella.  

Además, tener descansos de redes sociales y de información también es sano para despejar nuestras mentes. Para eso existen aplicaciones como Work Mode de Google Chrome, que bloquean Twitter, Facebook y Youtube durante el tiempo que cada usuario lo desee. 

Para aquellos a quienes les sea posible quedarse en casa es recomendable mantener rutinas que respeten los tiempos de trabajo, descanso, alimento y recreación. Salir de lo cotidiano puede significar un desajuste de actividades, pero la organización es la clave para mantener el control y no caer en ansiedad.   

Con los más pequeños hay que mantener comunicación clara y veraz. Ayudarlos a comprender la situación con lenguaje claro y acorde a su edad les da la posibilidad de mantenerse tranquilos e incluso identificar síntomas relacionados al coronavirus.  

El nerviosismo y la preocupación durante una pandemia son naturales, por eso identificar y comprender las emociones es vital para luego compartirlas y escuchar a personas de confianza. El acompañamiento permite descargar las inquietudes que roban la tranquilidad mental.  

Las tecinas de relajación, como los ejercicios de respiración, son de mucha ayuda para prevenir crisis. Sin embargo, en caso de necesitarlo hay profesionales que se han ofrecido a brindar ayuda “telepsicológica”. Recurrir a ellos puede aminorar las afectaciones a la salud mental durante la contingencia.  

En este tiempo de COVID-19, no es suficiente solo cuidar el bienestar físico de las personas para garantizar su salud. Los padecimientos mentales pueden agravarse; por ello, hay que prestar atención las conductas propias y las de los seres queridos.  

Hasta el lunes 23 de marzo, en México existían 367 casos positivos de coronavirus, 826 sospechosos, mil 865 negativos y solo cuatro personas habían fallecido de acuerdo con la Secretaría de Salud a nivel federal en el corte técnico informativo. 

En Jalisco, son ya 50 los casos confirmados cuatro de ellos asintomáticos, 142 sospechosos y 109 descartados y una defunción; así lo dio a conocer la mañana del 24 de marzo la Secretaría de Salud Jalisco.

***

Aquí algunos consejos psicológicos prácticos para poner en práctica durante el confinamiento por coronavirus realizadas por el Centro Universitario de Ciencias de la Salud de la Universidad de Guadalajara.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *