Menú

Empresas no esenciales que se han negado a cerrar: un daño a la salud que puede costar vidas

Empresas no esenciales que se han negado a cerrar: un daño a la salud que puede costar vidas

“Un daño a la salud que puede costar la vida”, fueron las palabras que utilizó Hugo López-Gatell, Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud de la Secretaría de Salud, para referirse al 15% de las empresas no esenciales que continúan sin suspender actividades.

Anunció que ante el desacato de las medidas implementadas por la emergencia sanitaria por la pandemia de coronavirus, se procederá a aplicar sanciones, clausuras e, incluso, querellas legales por posibles delitos contra la salud.

Por Darwin Franco / @DarwinFranco 

15% de las empresas no esenciales en el país continúan abiertas, lo cual impide que miles de trabajadores puedan quedarse en casa para cuidarse y cuidar a su familia ante posibles contagios de coronavirus y la enfermedad que éste causa: la COVID-19.

Industrias como la automotriz, la textil, la maderera, la aeroespacial, la maquila, la tabacalera, la de construcción y decenas de comercios catalogados como no esenciales han desacatado las normas de la emergencia sanitaria declarada en todo el país, el pasado 31 de marzo, y en las cuales de manera específica se les indicó suspender sus actividades de manera temporal para mitigar la curva de contagio.

López Gatell, al respecto, precisó lo siguiente:

“No hay un cumplimiento adecuado por parte de un número importante de empresas privadas, no es culpa de las trabajadoras y trabajadores, sino que sus empleadores no están acatando una medida que es de orden general y es una disposición oficial que es sumamente importante para el bienestar y la protección de todas y todos”.

En una revisión realizada a estas empresas no esenciales y tras diversas denuncias presentadas, entre el 3 y 14 de abril, se pudo comprobar que:

  • 50% acató la suspensión temporal de actividades.
  • 18% continúa laborando, pero sólo en actividades esenciales y con un mínimo de personal.
  • 17% no cerró cuando se les indicó aunque cuando se les exhortó a realizarlo, lo hicieron.
  • 15% de estas empresas se han negado a cerrar.

Dichas empresas que no han cerrado están ubicadas en Jalisco, Estado de México, Michoacán, Veracruz, Nayarit, Puebla, Ciudad de México, Baja California, Aguascalientes, Hidalgo y Guanajuato.

“¿Qué es lo que pasa? Que en estos sitios no hay una contribución completa a la reducción de los contagios porque las personas no se pueden quedar en casa porque están en riesgo de perder su empleo, y esto porque en las empresas en las que laboran no está acatando disposiciones generales”, puntualizó, López-Gatell.

El que no acaten estas medidas constituye un atentado a la salud de las personas; por ello, se tomarán medidas más puntuales para obligarlas a cerrar; entre ellas están: levantar actas de inspección en materia de seguridad y salud en el trabajo con lo cual se puede dar inicio al proceso de sanción de parte de la Secretaría del Trabajo que, como actividad competente en materia laboral, dará aviso a las autoridades sanitarias para que éstas procedan a clausurar las empresas no esenciales que sigan en operaciones; pero también se notificará de esto al Ministerio Público para que se inicie una investigación correspondiente a la comisión de posibles delitos contra la salud.

En el caso de Jalisco, la Coalición de Extrabajadoras (es) y Trabajadoras (es) de la Industria Electrónica Nacional (CETIEN) han señalado que este sector industrial ha desacatado el mandato oficial de aislamiento social, con lo cual han puesto en riesgo la salud de sus trabajadoras y trabajadores, así como, de la salud población ante una posible propagación de la enfermedad por contagio.

Empresas del sector electrónico no han cerrado porque una parte de sus labores está focalizada en la producción de insumos de telecomunicaciones (actividad declarada como esencial); sin embargo, las integrantes de CETIEN han denunciado que esto fue sólo un truco para no cerrar: “Les importa más el capital, sus ganancias, que la salud de sus trabajadoras y trabajadores”, puntualizaron.

Las sanciones y clausuras, a decir del subsecretario López-Gatell, comenzarán a ser efectivas a partir del 16 de abril y hasta que concluyaa la emergencia sanitaria por la pandemia de coronavirus en el país. 

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *