¿Cómo volveremos a “la nueva realidad” en México y Jalisco?

14 mayo, 2020

Tras el anunció del fin escalonado de la Jornada Nacional de Sana Distancia que mantuvo a más del 65 por ciento de las y los mexicanos en casa durante dos meses, existen muchas dudas sobre cuándo y de qué manera  retomaremos las actividades cotidianas.

En esta nota explicamos con detalle qué implica “volver a la nueva realidad” y cuáles son las medidas que el Gobierno de México y el Gobierno de Jalisco, a través de sus secretarías de salud, dispusieron para hacerlo de manera escalonada y progresiva.

Por Darwin Franco / @DarwinFranco

Fotos: Mario Marlo / @MarioMarlo1

Aunque con claras diferencias en la manera de abordar el desconfinamiento social, tanto el Gobierno de México y el Gobierno de Jalisco anunciaron sus planes para reactivar la movilidad social y, con ello, también la economía.

En el primer caso, la Secretaría de Salud México anunció que el regreso a la “nueva realidad”  iniciará este 1 de junio de manera escalonada en todo el país; el regreso a las actividades dependerá de los resultados de los monitoreos epidemiológicos semanales que determinarán, mediante un semáforo de incidencia, sí existen o no las condiciones para retornar a las actividades y de qué forma habría que hacerlo.

En cambio, el Gobierno de Jalisco presentó el “Plan Jalisco para la Reactivación Económica”, cuya Fase O se anunció que iniciará este próximo 18 de mayo con la apertura gradual de de diversos comercios; sin embargo, después el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, anunció que la reapertura se iría hasta el 1 de junio y que, aunque varias veces aseguró que todo arrancaría el 18 de mayo, “simplemente le habíamos entendido mal”.

Entre el 18 y 1 de junio, como ocurrirá a nivel nacional, los comercios no esenciales que podrán comenzar a abrir en Jalisco deberán de generar los planes y medidas de seguridad para estar listos. 

Conforme a las estimaciones epidemiológicas de la Secretaría de Salud México, la Zona Metropolitana de Guadalajara experimentará su punto más alto de contagios la segunda semana de junio; conforme al modelo de prevención y monitoreo que está realizando el Gobierno de Jalisco y la Universidad de Guadalajara (UdeG), este aumento de la curva de contagios llegaría hasta finales de junio y principios de julio.

Por ello, la Sala de situación de los médicos especialistas de la UdeG recomendó el retorno de actividades hasta el 1 de Junio y no el 18 de mayo como lo anunció Enrique Alfaro, gobernador de Jalisco.

Ese mismo día (18 de mayo), conforme al Gobierno de México, los llamados “municipios de la esperanza” (localidades con baja o nula transmisión de COVID-19) podrán retornar sus actividades normales en tanto su movilidad social se dé sólo al interior del municipio o en localidades vecinas que tengan la misma tasa de contagios.

Aunque en Jalisco 85 de los 125 municipios no han tenido un sólo caso de COVID-19, sólo Amacueca, Concepción de Buenos Aires, Huejuquilla El Alto, Mazamitla, Tapalpa, Techaluta de Montenegro, Teocuitatlán de Corona, Tonaya, Valle de Juárez, Villa Guerrero y Zacoalco de Torres entraron en la clasificación de “la esperanza” del gobierno federal; sin embargo, Enrique Alfaro precisó que en la entidad no se acatará esta disposición y todos los municipios deberán sujetarse sólo a lo que diga la Secretaría de Salud Jalisco. 

La Fase 0 dictada por el Gobierno de Jalisco durará 15 días y, posteriormente, sino existe algún rebrote se pasará a la Fase 1 donde se abrirán más comercios que serán publicados en el periódico oficial del estado.

La estrategia federal para volver a la “nueva realidad”.

La Jornada Nacional de la Sana Distancia concluirá este 31 de mayo; así que el regreso a la llamada “nueva normalidad”  y a la reapertura económica del país constará de tres etapas:

  • La primera iniciará el 18 de mayo con la apertura de la movilidad social en los llamados “municipios de la esperanza” que son aquellos donde la incidencia de la pandemia ha sido nula y que se ubiquen junto a otros municipios con iguales características; en el país sólo existen 269 municipios con estas condiciones.
  • La segunda etapa que va del 18 al 31 de mayo consiste en la preparación de la reapertura de aquellas actividades no esenciales que detuvieron actividades (por ejemplo, la construcción, la minería y la industria automotriz); las cuales podrán regresar el 1 de junio, pero con operación reducida cuyo tome máximo de capacidad será del 75% de la planta laboral; aunque esto dependerá del tipo de actividad no esencial.
  • La tercera etapa que arrancará el 1 de junio estará sujeta a un semáforo de riesgo que indicará cuándo y bajo qué condiciones ciertos territorios pueden recuperar de manera paulatina las actividades comerciales y la movilidad social.

Con un enfoque centrado en la preservación de la salud, la vida y en la recuperación del desarrollo social, donde unos de sus elementos centrales es el factor económico; este modelo de medición de riesgo busca que las medidas de salud pública y las políticas laborales puedan encontrar una forma armónica, pero sobre todo segura, de retornar a “la nueva normalidad”·

Por ello, precisó el subsecretario de Salud, López-Gatell, se tiene que medir cuáles son las capacidades reales conforme los niveles de incidencia del contagio para hacer el regreso escalonado, ya que aseguró:

lo que se debe buscar a toda costa es evitar los rebrotes e incrementar los riesgos para las poblaciones vulnerables; así como iniciar nuevos puntos de contagio en regiones que, en realidad, no los presentaron o ya estaban de salida”.

En ese sentido, se realizó una división entre:

  • las medidas de salud y del trabajo;
  • las empresas esenciales y no esenciales;
  • la diferenciación de espacios públicos abiertos y cerrados;
  • la población vulnerable, y
  • los espacios escolares.

Estas fases tendrán como guía los indicadores de un semáforo de riesgos que consisten en:

  • Cada uno de los colores indica un nivel de riesgo que va del más alto (el rojo) al verde (nivel bajo); en medio, está el color naranja que indica un regreso reducido y paulatino a las actividades; mientras que el amarillo indica que ha bajado el riesgo y es posible recuperar otras actividades públicas, principalmente, las culturales en espacios públicos cerrados. En el nivel verde, la vida podría retornar a la “normalidad”.
  • Las medidas de salud pública y del trabajo, segundo indicador, subrayan que las medidas de sana distancia y las prácticas de higiene (lavado de manos, desinfección, estornudo con etiqueta social, etcétera), prevalecerán en cada una de las fases del semáforo, pues es algo que deberá prevalecer como una nueva norma social y cultural.
  • El indicador laboral hace una diferenciación entre las actividades laborales esenciales y las no esenciales que podrán retornar sus funciones de manera escalonada y de forma reducida; esto sólo podrá hacerse sí el semáforo está en naranja y bajo autorización previa de las autoridades sanitarias.
  • En espacio público abierto y espacio público cerrado se diferencian espacios como plazas públicas, parques y jardines de espacios como museos y centros religiosos, entre otros; los cuales podrán abrirse sólo en la fase naranja y con una reducción en el número de personas que pueden ingresar.
  • Sobre personas vulnerables se establece que aquellas mayores a 60 años o con alguna comorbilidad deben mantener el distanciamiento social en las fases rojas y naranja; así como mantener un cuidado medio en la fase amarilla y en la verde sólo mantener un cuidado de control.
  • En relación a los espacios escolares, al ser zonas de posibles altos contagios, éstos sólo podrán retornar a las actividades cuando el semáforo esté en verde, aunque cada estado puede tomar medidas distintas conforme sus propios indicadores de riesgo.

¿Cómo funciona la Fase 0 del Plan Jalisco para la Reactivación Económica?

El “Plan Jalisco para la Reactivación Económica” consiste en la preparación de protocolos para el regreso paulatino de las actividades comerciales donde el uso de protocolos sanitarios y de operación; así como las medidas preventivas como gel antibacterial y cubrebocas se mantienen como obligatorios y condicionantes para estar en vía pública. Esta fase de preparación será del 18 al 31 de mayo.

En esta Fase 0 se han definido las actividades económicas por sector que podrán iniciar su proceso de apertura gradual mediante la implementación de los protocolos de salubridad establecidos; mismos que dependerán de los parámetros y monitoreos epidemiológicos.

En el ámbito de servicios, estos son las áreas que podrán retomar las actividades el próximo 1 de junio:

  • Actividades de desarrollo de software y aplicaciones, investigación y desarrollo, agencias de mercadotecnia y publicidad, contabilidad y asesoría fiscal.
  • Servicios técnicos que no generen concentración de personas: talleres de artesanías, costura, carpintería, herrería, aluminio, vidrio y computadoras.
  • Servicios personales como plomería, electricidad, reparación de enseres domésticos y jardinería.
  • Salones de belleza y estéticas sólo con cita. Aquí se incluyen barberías y lugares de manicure y pedicure.
  • Reapertura de guarderías públicas y privadas bajo vigilancia especial y siguiendo los protocolos de la Secretaría de Salud.

En relación a la industria, aquellas que habían sido consideradas como “No Esenciales” y que estén ligadas a cadenas de suministro podrán iniciar la implementación de la Fase 0, pero sólo hasta que cuenten con los protocolos establecidos; sin embargo, sólo podrán operar hasta el 50% de su capacidad.

En cuanto al comercio, todos aquellos que manejan productos permitidos en establecimientos esenciales (supermercados, ferreterías o tiendas de conveniencia) como: pinturas, material eléctrico, componentes electrónicos, librerías, enseres domésticos, artículos deportivos, telas, mercerías, entre otros, así como los comercios que no generen aglomeración de personas; por ejemplo, agencias de autos, motocicletas y bicicletas; mueblerías, electrodomésticos, y los comercios electrónicos o de venta a domicilio, podrán iniciar la implementación de los protocolos para su apertura

Una de las reglas para este sector comercial es que deberá cumplir con una restricción de densidad permitida de una persona por cada siete metros cuadrados y con un límite máximo de 50 personas simultáneamente.

Otros comercios que por su operación generan aglomeración de personas como: plazas comerciales, centros y corredores comerciales de ropa, calzado, tecnología y accesorios, no podrán retornar labores y sólo se les permitirá la venta por catálogo y comercio electrónico.

Sobre las actividades públicas, las restricciones en la Fase 0 son:

  • Parques y unidades deportivas permanecerán cerrados.
  • Se permitirá la apertura de iglesias sólo para visitas individuales. No se podrán realizar misas, cultos o celebraciones de la palabra.
  • Se mantienen suspendidos eventos públicos con más de 50 personas y festividades patronales.
  • Permanecerán cerradas escuelas de todos los niveles académicos.
  • Se mantienen cerrados gimnasios, spas, clubes recreativos y deportivos.
  • Permanecen cerrados bares, cantinas y antros.
  • Continúan suspendidos salones de eventos, casinos, centros recreativos, balnearios e industrias de entretenimiento, como el cine.
  • Actividades esenciales como bancos, telecomunicaciones, agua, luz y gas deberán utilizar su máxima capacidad de atención y evitar aglomeraciones.
  • Los restaurantes y cafeterías trabajarán al 50% de su capacidad.
  • Los hoteles y moteles operarán manteniendo cerradas las áreas comunes.

Así mismo se señaló que no podrán regresar a ninguna actividad económica, las personas que estén en algún grupo de riesgo (personas de la tercera edad, con enfermedades crónico-degenerativas y mujeres embarazadas). 

Comparte

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ZonaDocs

Somos un proyecto de periodismo documental y de investigación cuyo epicentro se encuentra en Guadalajara, Jalisco.

Quizás también te interese leer