“28 quincenas sin pago y sin una respuesta de la SEJ”: denuncia profesor Wixárika en Bolaños, Jalisco

4 octubre, 2020

Como se reportó en el mes de junio, Melecio Carrillo es un Director rural de la escuela primaria Intercultural Bilingüe Progreso, de la localidad Mesa del Tirador en el municipio de Bolaños, Jalisco, a quien hasta esa fecha se le adeudaban 11 meses de salario; ahora, tres meses después de esta denuncia, sigue sin respuesta de las autoridades correspondientes y para este 15 de octubre ya se le deberán 28 quincenas que equivalen a 13 meses y medio de trabajo.

El tiempo y la deuda han aumentado, y Melecio sigue sin recibir su sueldo. La respuesta que le da la Secretaría de Educación Jalisco (SEJ), es que su pago está en trámite, sin embargo, esta información le resulta insuficiente pues lleva más de un año padeciendo inestabilidad e inseguridad económica debido al adeudo.

Por Sofía Ávila / @SofiaCaravi

Desde agosto de 2019, Melecio Carrillo ha trabajo sin goce sueldo, en su desesperación ha contactado al Fondo de Aportaciones para Nomina Educativa y Gasto Operativo (FONE), a la Secretaría de Educación Jalisco (SEJ), al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), al director de Educación Indígena, David Chino Carrillo e, incluso, hasta la propia Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco (CEDHJ), pero ninguna de estas instituciones le ha dado solución a su problema, únicamente le responden que “su pago está en trámite”.

“En concreto no me dicen nada, solo que espere y que mi pago está en trámite” denunció “Mele” como le apodan sus conocidos..

Melecio comparte que la única autoridad que sigue de cerca su caso es el Secretario de Comunicación de la Sección 16 del SNTE, Adrian Delgado, no obstante, él tampoco ha podido hacer mucho por solucionar el adeudo, y es que, el caso de Melecio no es aislado, pues como él mismo compartió: hay registro de más de mil 200 profesores que actualmente tienen problemas de pago.

Durante este contexto de pandemia, la primaria Intercultural para la que trabaja no puede ofrecer una educación en línea debido a las condiciones económicas y sociales de la propia comunidad, así que, la forma de trabajo consiste en repartir cuadernillos de trabajo y fichas didácticas a los alumnos y recogerlos periódicamente. Es por ello, que Melecio sigue recorriendo 6 horas de camino hasta su lugar de trabajo como lo hacía antes de la pandemia:

“Como no tenemos internet ni nada tengo que seguir viniendo hasta mi centro de trabajo” compartió Melecio

El cargo de Melecio es de director, no obstante, ahora también está como docente de un grupo y sus responsabilidades van en aumento, pese a que sigue sin recibir pago alguno.

Para sostener a su familia ha tenido que realizar otros trabajos extras; Melecio, además de docente, es músico y artesano. Ante esta situación, junto con su esposa habían optado por realizar y vender artesanías wixárikas, sin embargo, con el paso de los meses de adeudo, estas actividades no le fueron suficientes y ahora también da talleres de computación. Además, durante el pasado periodo vacacional se vio en la necesidad de trabajar en el campo sembrando maíz para así solventar sus gastos.

“Las artesanías son nuestra principal fuente de ingreso, pero como yo tengo conocimientos básicos de computación, en mi casa estoy dando talleres y asesorías técnicas a los alumnos de secundaria y prepas y a veces les cobro 10 o 20 pesos porque estamos buscando más formas para sostenernos” compartió Melecio.

“Mele” sigue trabajando y esperando a que pronto la Secretaría de Educación Jalisco le dé solución a este problema que enfrenta, como miles de sus compañeros y compañeras; por ahora, sus ganas de seguir trabajando se deben al apoyo que recibe de familiares y amigos:

“Yo le sigo echando ganas, aunque no me paguen, yo estudié esta carrera con la intención de apoyar a mi comunidad, a mi gente, a mi raza wixárika, y no he cambiado la idea ni la esperanza de que algún día se me tiene que pagar; tampoco bajo la guardia ni me desanimo a pesar de que, sí es indispensable que me paguen pues por mis gastos que tengo, como la renta, la comida, mi familia, pero en sí no he pesado renunciar porque hay familiares y amigos que me siguen apoyando y por eso sigo adelante” concluyó Melecio.

Comparte

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sofia Avila

Apasionada de las letras y de la vida en todas sus formas. Me interesa defender los derechos humanos desde mi trinchera con las palabras. Creo que todos los cambios son buenos y me cuestiono para deconstruirme. Soy una casi comunicadora pública.

Quizás también te interese leer