La pandemia es política en Jalisco

10 diciembre, 2020

#Anuario 2020 

ABRIL

Por Luis Sánchez Barbosa / Territorio

Un botón a mi favor 

El botón de emergencia, una medida diseñada por el Gobierno de Jalisco para evitar el paro total de actividades, fue implementado por primera vez el viernes 30 de octubreDesde principios de julio, cuando los contagios y las muertes crecían, el gobernador Enrique Alfaro junto con la mesa de salud integrada por especialistas, decidieron dejar de usar el semáforo epidemiológico federal y definieron dos indicadores para aplicar el botón: que la incidencia de contagios acumulada por semana no pasara de 400 casos y que la ocupación hospitalaria en instituciones públicas no rebasara el 50%.

Sin embargo, las primeras horas de la aplicación del botón revelaron las dificultades de mantener un equilibrio político, sanitario y económico en todas las decisiones: el transporte público se saturó generando altos riesgos de contagio, se crearon aglomeraciones en las paradas de camión y estaciones del tren, algunas personas tuvieron que desembolsar gran parte de su paga diaria para abordar un taxi, y otros caminaron por varios kilómetros durante la noche para llegar a su destino. 

Unos días antes de su activación, el gobernador Enrique Alfaro junto con los gobernadores de Aguascalientes, Coahuila, Colima, Durango, Guanajuato, Michoacán, Nuevo León y Tamaulipas, agrupados bajo la Alianza Federalista, no desaprovecharon la oportunidad de denunciar recortes y de defender el gasto federalizado, en el presupuesto del 2021. 

Esas posiciones que iban entre anuncios, deslindes y ataques han sido constantes durante la emergencia sanitaria. De ahí que al gobierno de Jalisco se le critique por tomar decisiones que responden más a coyunturas específicas y que, incluso, cuando existen diseños de programas que parecen cuidadosos, la política se impone. 

Como en el caso del análisis realizado por el epidemiólogo Carlos Alonso, investigador de la Universidad de Guadalajara (UdeG), quien demostró que desde mediados de julio hasta principios de octubre, en Jalisco se rebasaron los 400 casos por cada millón de habitantes; sin embargo, no se activó el “botón de emergencia” porque el criterio definido por el gobierno no se actualizaba al día. 

“Me parece que ese valor de referencia no es preciso ni eficiente, no da un panorama real de la situación y tampoco el de la ocupación hospitalaria”, mencionó en una entrevista.

Continúa la lectura de este texto en:

https://www.anuarioindependiente.mx/abril2020

****

El Anuario Independiente 2020 es un trabajo de colaboración entre ZonaDocs.mx y Territorio.mx.

Se van a imprimir 200 ejemplares y las ganancias servirán como aportación a las campañas permanentes de ambos proyectos

Puedes adquirir el tuyo en: https://www.bichodificil.mx/products/anuario-independiente-2020

Comparte

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ZonaDocs

Somos un proyecto de periodismo documental y de investigación cuyo epicentro se encuentra en Guadalajara, Jalisco.

Quizás también te interese leer