“Mi ingreso se redujo a cero”

De acuerdo con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) se perdieron más de un millón de empleos formales de marzo a mayo de 2020 como una de las consecuencias de la pandemia.

Por su parte, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) informó que la economía informal llegó a 25.6 millones hasta junio de 2020, dato que representa el 53% de la población ocupada en junio de 2020.

Mario pertenece al sector de la población que se ha visto afectada por el desempleo, una de las muchas consecuencias que ha traído la crisis sanitaria, por lo que compartió con ZonaDocs algunas de las acciones que ha tenido que tomar para afrontar la crisis económica, y ante el cual el gobierno federal se “ha negado a implementar una política fiscal anticíclica para ayudar a la economía”, señaló el Bank of America.

Por Samantha Anaya/@Sam_An16

De los 12 millones de personas que salieron del sector de la Población Económicamente Activa (PEA) en abril de 2020 (el peor momento de la crisis por la pandemia), hasta enero de 2021 se han reintegrado alrededor de 9.5 millones de personas, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Por su parte, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) señaló que el pasado diciembre se perdieron casi 278 mil empleos formales.

Según la Encuesta Telefónica de Ocupación y Empleo, la tasa de desocupación pasó del 4.2 % de mayo al 5.5 % en junio de 2020, un dato mayor en comparación con junio de 2019, cuando la tasa era del 3.6%.

La población subempleada, la cual declaró tener necesidad y disponibilidad para laborar más horas de trabajo que las que su ocupación actual le permite, alcanzó 20.1 % de toda la ocupada, cifra muy superior al 7.6 % de junio de 2019.

En cuanto a la economía informal se llegó a 25.6 millones hasta junio pasado, dato que representa el 53% de la población ocupada en junio de 2019.

El Inegi informó que México terminó el año con una tasa de desempleo de 4.4%. En diciembre 2020, 426 mil personas salieron de la PEA, y alrededor de 54.9 millones se quedó sin empleo.

Mario era vendedor de libros y enciclopedias, las cuales vendía en universidades públicas y privadas en diferentes estados del país como: Aguascalientes, Querétaro, Zacatecas, Jalisco y Coahuila.

Sin embargo, a partir de marzo de 2020, como parte de las acciones para frenar los contagios por COVID-19, las universidades debieron adaptar su plan de estudio a una modalidad virtual, por lo que Mario perdió su principal fuente de ingreso.

“Ha sido un giro de 180º. Dejé el trabajo, ya que me dedicaba a la venta de libros a nivel universidad, entonces, al cerrar escuelas, prácticamente, se acabó el mercado, y pues sigue cerrado. Entonces, esto afectó al 100% los ingresos personales y familiares”.

Mario compartió que, ante esta situación, su ingreso económico se vio reducido “a cero”:

“Tuvimos que reinventarnos, económicamente, para seguir adelante, ante los compromisos adquiridos y los que se venían dando. Se tuvo que buscar la forma de generar nuevamente los recursos para poder salir adelante”.

Por ello, comenzó a realizar diversos trabajos. Uno de ellos fue en el área de la sanitización de diversos lugares como: casas, oficinas y vehículos.

“Un familiar que es agrónomo, generó un producto (dentro de los fertilizantes) y nos propuso emplearlo, ya que se comenzó a utilizar para sanitizar. Entonces, en mayo de 2020, nos lo envió y, desde entonces, comenzamos a sanitizar oficinas, casas, vehículos. Y, por mi cuenta, estoy embazando este producto en recipientes de un litro, y con eso se ha generado algo de recursos”.

De igual manera, el resto de su familia ha contribuido de diversas maneras para apoyar a la economía y poder solventar diversos gastos:

“El resto de la familia, de alguna manera, tiene la creatividad de hacer diseños y dibujos, plasmados como diseños gráficos, también se ha podido generar cierto ingreso. Entonces de esa forma estamos tratando de salir adelante”.

Para concluir, Mario compartió cuál es su perspectiva sobre la situación que se vive actualmente, en cuanto al ámbito de salud y ambiental, sectores que han sido abandonados por las políticas públicas de la actual administración federal:

“Por ejemplo, en Aguascalientes, en el municipio de Jesús María, las personas adultas mayores se están peleando por conseguir una vacuna, y creo que esa situación la vamos a estar viendo cotidianamente en otros lugares. Por otro lado, se han cancelado contratos de empresas que llegaron a México a instalar fotoceldas solares. Esto porque el gobierno federal quiere tener el control para sujetar y someter a la población. Como ciudadano me parece que la reforma energética sí nos va a afectar a nosotros, las y los ciudadanos”.

***

Si quieres leer el resto de perfiles de este proyecto visita:

https://www.zonadocs.mx/2021/03/13/resiliencia-covid-19-como-hemos-vivido-la-pandemia/

Comparte

Samantha Anaya
Amo pasar tiempo con mi persona favorita: mi mamá. Considero que el ser periodista implica hacer un compromiso con la verdad, la justicia, la empatía y, sobre todo, con las personas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Quizás también te interese leer