“La escasez del agua en el Área Metropolitana de Guadalajara es alarmante y las soluciones gubernamentale sólo han sido reactivas”

24 marzo, 2021

El problema de la escasez de agua ha llegado a límites que nadie esperaba, más de 200 zonas del Área Metropolitana de Guadalajara están sufriendo fallas en el suministro de agua, incluso, hay zonas llevan semanas sin recibir una sola gota de agua.

En entrevista con Josué Daniel Sánchez Tapetillo, ingeniero y consultor especialista en gestión de recursos hídricos, nos explicó cuáles son los orígenes de esta escasez de agua que no está siendo atendido de fondo por el Gobierno de Jalisco, pues éste sólo ve al agua como una mercancía.

Por Josué Ibarra / @josueibarrasala

En marzo para las autoridades estatales y municipales oficialmente comenzaron las fallas en los servicios de agua en el Área Metropolitana de Guadalajara (AMG); sin embargo, desde octubre del año pasado, el Gobierno de Jalisco estaba enterado de que esto podría suceder debido a la falta de agua en la presa Elías González Chávez (presa Calderón).

Ante esta situaicón, el gobernador Enrique Alfaro anunció que se extraería agua a través del antiguo sistema del Canal de Las Pintas, tal y como algunos expertos lo sugieren hoy; sin embargo, todo fueron palabras al aire.

En entrevista con el ingeniero, Josué Daniel Sánchez Tapetillo, egresado de la carrera de ingeniería civil por la Universidad de Guadalajara y actual estudiante de la Maestría en Gestión Integrada de Recursos Hídricos en el Instituto Mexicano de Tecnología del Agua, éste nos explica a profundidad cuál es el problema con la escasez de agua en el AMG.

“El primer factor sería el exagerado crecimiento poblacional de la ciudad, entre 1980 y 2015 prácticamente la ciudad se expandió de 2.4 millones de habitantes a 4.8 millones; es decir, prácticamente se duplicó la población y la superficie, lo que complica la distribución del agua, pues no es la mismo que lleves agua a una zona muy concentrada a una ciudad  que es tan dispersa; por ejemplo, el centro de la ciudad de 1980 a 2015 pasoó de tener 23 mil a 69 mil hectáreas, así que prácticamente se triplicó el área urbana de la ciudad, y  este crecimiento desordenado y excesivo es uno de los factores de la escacez de agua”.

Posteriormente mencionó otro factor relevante:

“Tenemos fuentes de abastecimiento de agua que son superficiales, la mayoría del abastecimiento de agua que es aproximadamente el 70% para la ciudad proviene de fuentes superficiales que son: el lago de Chapala y la presa Elías González Chávez, estas dos fuentes superficiales son muy susceptibles a la diversidad del clima; es decir, si se presenta un fenómeno como el que ocurrió el año pasado, una sequía, esto directamente afecta a estas fuentes, pues principalmente se depende en su totalidad de la precipitación pluvial, pero obviamente si no hay precipitación, evidentemente no recupera el nivel de almacenamiento que tenían”.

El otro 30% del agua se extrae de pozos, sobre todo en la parte norponiente de Zapopan, la diferencia es que el agua que está en el subsuelo, no tiene problemas de evaporación. Un tercer factor para el ingeniero Josué Daniel Sánchez Tapetillo es:

“El modelo de gestión que venimos desarrollando en el Área Metropolitana de Guadalajara desde hace 40 años, y este es un modelo en el que al agua se le ve como un recurso nada más, sin reconocer su importancia vital para las personas y los ecosistemas, lo ven como un insumo más, como un recurso mercantil”.

Además agregó que esta visión hace que el servicio se otorgue de manera fácil y sin un análisis previo:

“Por ejemplo para cualquier fraccionamiento, para cualquier complejo habitacional vertical, estos servicios se están otorgando sin detenerse a pensar cómo está impactando esto en el agua. Si se revisan los informes anuales del SIAPA te darás cuenta de que cada año otorgan cientos de facilidades de servicio y los otorgan sin más, dan cientos dictámenes de facilidad y muchos de ellos se autorizan, entonces, esta gestión de utilizar el agua como un recurso infinito es lo que nos ha llevado a estos problemas”.

Al respecto, se le preguntó, cómo los ciudadanos podríamos coadyuvar al cuidado del agua, Josué Daniel nos comentó:

“Es una responsabilidad de todos, es un tema de corresponsabilidad; si bien, el gobierno no ha hecho la tarea como debería: el buscar la preservación del recurso, el tomar en cuenta las propuestas y opiniones de la ciudadanía, el buscar alternativas sobre cómo se debe gestionar el agua o buscar modelos alternativos para cuidarla; también la ciudadanía tiene mucho que poner de su parte y no lo ha hecho, es muy fácil para nosotros como ciudadanos solamente abrir el grifo y pensar que ese recurso estará ahí para siempre, pues el agua se debe cuidar y ver cómo se gasta cada gota”.

Cosa que no sucede cuando las personas desperdician el agua a la hora de regar el pasto, o al mojar la calle de manera exagerada y sin sentido; por tanto, considera el experto en que deben existir sanciones mayores para que aprendamos a cuidar el agua.

El cambio climático también juega un papel esencial en la presevación del agua:

“En México estamos en una franja que es árida, lo único que nos mantiene a salvo es el hecho de que estamos rodeados de los océanos y tenemos fenómenos cada año como: los huracanes y ciclones… que por la trayectoria que suelen seguir, terminan impactando en el país, lo que favorece porque crea lluvias que terminan llenando acuíferos y las zonas de recarga superficiales”.

Lo cual, mencionó, ayuda a que lugares como el lago de Chapala puedan recuperarse, pues actualmente éste se encuentra muy debajo de su capacidad.

“De hecho, actualmente el lago está poco arriba del 50% de su capacidad, si este año no hay un buen temporal puede ser que estemos iniciando el año 2022 por debajo del 50% de su abastecimiento y eso sería muy preocupante para Guadalajara”.

Sobre la situación actual que es alarmante para muchas personas; por tanto, se le preguntó sobre si las medidas tomadas por el Gobierno de Jalisco han sido suficientes:

“El consumo de agua aumentó por la pandemia y ellos sabían de este problema; así que tenían un año para hacer algo. Desde octubre tengo conocimiento que se sabíaa de este problema, así que tuvieron cinco meses para poder generar una estrategia, creo que nunca se atendió esto de manera suficiente, incluso, en el video donde sale el gonernador, éste dice que el agua en la presa alcanzaría para los primeros dos meses… por eso es para sorprenderse que en estos meses no se tomaran mejores medidas”.

A lo que agregó:

“En conclusión, me parece que las estrategias fueron tardías, reactivas y no decidieron bien. Sólo están actuando con lo que hay, pues somos la misma población que éramos hace cinco meses; sin embargo, tenemos menos agua y no hay otra alternativa en realidad, así que de aquí hasta que las fuentes superficiales se vuelvan a reestablecer, se tendrá que turnar el agua por zonas”.

Se le cuestionó si este problema tiene solución y si se le puede dar marcha atrás:

“No es fácil, es una inercia de décadas, ha habido mucha gente interesada en poner su granito de arena en esta lucha, con ideas, pensamientos, pero no se impulsan otras alternativas; por ejemplo, el tema de la captación agua de lluvia, si bien, no es la solución total porque tiene sus limitantes, pero los meses que cae lluvia, la gente podría captar lluvia en sus viviendas, lugares de trabajo, etc. Se puede captar agua suficiente con un buen depósito para librar todo el año, es muy difícil en verdad, pero es una gran alternativa para que en los meses que llueve se cierren las tomas de SIAPA y se aproveche totalmente el agua de lluvia”.

El ingeniero Josué Daniel mencionó que lo que le da tranquilidad es la lucha de la ciudadanía por querer cambiar este problema.

“Hay muchas personas impulsando, en lo personal yo, y no somos funcionarios públicos, ni pago recibimos por esto, pero le estamos proponiendo al Estado, la creación de una mesa de gestión metropolitana del agua donde la finalidad es que la ciudadanía lleve sus propuestas para poder modificar el modelo de gestión”.

El pasado 22 de marzo, en el marco del Día Mundial del Agua, organizaciones se manifestaron justo para exigir un nuevo modelo en la gestión del agua que reduzca: “las brechas de desigualdad en el acceso al agua, garantizase su equidad, sustentabilidad, disponibilidad, calidad y el abastecimiento a lo largo del tiempo, para las generaciones presentes y futuras y los ecosistemas”.

Comparte

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Josué Ibarra

Estudiante de Estudios Políticos y Gobierno en la Universidad de Guadalajara, predicando el progreso y escribiendo realidades. Caminando con las raíces de mi pueblo y luciéndolas con honor. El periodismo, la democracia, la empatía y la justicia son la estructura del progreso.

Quizás también te interese leer