¿Cuál es rol de las y los ciudadanos de cara al proceso electoral?

#Elecciones2021

El pilar de todo sistema democrático es y siempre será la ciudadanía; promover las herramientas para garantizar su participación antes, durante y después de las elecciones es esencial, pero el reto es cómo hacerlo; por ello, platicamos con el investigador, Ismael Ortiz Barba, para conocer cómo promover la participación ciudadana.

Por Josué Ibarra / @josueibarrasala

Una definición básica de participación ciudadana precisa que es “la intervención de las y los ciudadanos en la esfera pública en función de intereses sociales de carácter particular”; esto deja entrever que se trata de un proceso donde la emisión del voto es sólo un elemento, aunque es el que más ubican las personas como una forma de participación.

A semanas de que ocurran las elecciones, platicamos con Ismael Ortiz Barba, investigador del Instituto de Investigaciones en Innovación y Gobernanza de la Universidad de Guadalajara, acerca de los retos que presenta la participación ciudadana.

Para Ortiz Barba es importante separar la participación ciudadana de los comisios electorales, aunque ciertamente las próximas elecciones serán las más grandes en la historia al estar convocados a votar más de 94 millones de personas registradas en el padrón electoral (5 millones más que en 2018).

“Lo que se ha hecho en la entidad es introducir tres figuras de participación ciudadana: referéndum, plebiscito e iniciativa popular; Javier Hurtada en el artículo Kermes y atole con el dedo, refirió que estas son mentiras, pues en realidad es muy difícil aplicarlas o hacer que en ellas participen las personas”.

El invesitgador de la UdeG, recordó uno de los pocos casos en que estas figuras se han materializado en Jalisco, y eso fue cuando la propia universidad hizo uso de “la iniciativa popular” para que su presupuesto fuera conforme el indicador de la media a nivel nacional por alumno, ya que el presupuesto por alumno en la UdeG estaba por debajo de la media; sin embargo, salvo casos excepcionales como éste, la aplicación de las herramientas de participación ciudadana es complicada, pues en las elecciones se promociona mucho la participación ciudadana, pero cuando llegan se llega al poder difícilmente se hace uso de esas figuras participativas.

“Por ejemplo, persiste el plebiscitó, el referéndum, otra cosa rara que se llama ratificación constitucional, pero también hay otras figuras que se sacaron de la manga como: la ratificación de mandato; a nivel federal, también está la consulta popular. A nivel municipal tenemos el presupuesto participativo que sólo se activa cuando entras a pagar tu predial y ahí te preguntan por tres tres obras que están en concurso y en lugares que ni conoces, y así tomas tu decisión”.

Para el investigador, las figuras participativas se vuelven pura retórica y con poca utilidad:

“En realidad ninguna de ellas funciona como deberían funcionar o para lo que son. Son más bien cuestiones de retórica, como lo decía Hurtado, atole con el dedo o kermes; entonces, es muy difícil que se activen, no sólo por el nivel educativo de la población o sus prioridades que no son necesariamente andar pensando en política, pues tienen más cosas en qué pensar; por ejemplo, conservar su empleo o su vida por la inseguridad que acecha todos los días a los ciudadanos”.

Lo que sí dejó claro es que pese a su poca utilidad, los mecanimos de participación ciudadana sí se vuelven un buen elemento discursivo para los partidos políticos que intentan llegar al poder: “pues se jacta de que ellos serán los buenos para eso, pero al final cuando lleguen al poder ni se van acordar de las figuras de participación o la harán pura retórica”, comentó Ismael Ortiz Barba.

Quien además agregó:

“Ahorita estoy en publicidad, bailando, diciendo esto y aquello, pero en realidad no existe ninguna intención de consultar a la ciudadanía; al final, creo que sucederá lo mismo que con los gobiernos en turno, no hay participación ciudadana real”.

Esto dentro del marco normativo institucional, pues la activación ciudadana ocurre en el trabajo que, por ejemplo, hacen las colectivas feministas o los colectivos que se general para cuidar y defender el territorio.

Sin embargo, señala el investigador de la UdeG, que lo que también debe cuidarse es la manera en que se invita a la ciudadanía a participar, pues no se puede reducir lo que es la participación ciudadana a “consultas a mano alzada” o “consultas populares amañanadas”, como pasó con la construcción del Aeropuerto de Santa Lucía, mismo que tenía ya inversiones millonarias a medio construir, y para el que se utilizó para la participación ciudadana una encuesta que no tenía fundamentos metodológicos reales.

“En ejemplos como éste, en realidad, el tipo de participación es poblre, pues muy poca gente participó y quien sí lo hizo fue movida por el gobierno, quien toma esas decisiones de manera ventajosa y con fines políticos incorrectos”, mencionó Ismael Ortiz Barba.

Este mismo esquema, el Gobierno Federal lo utilizó también para “juzgar a expresidentes”:

“Haciendo esto como si se tratara de un linchamiento cuando estos temas no deben consultarse, demostrando como los gobiernos sólo utilizan las figuras participativas con fines políticos sin en verdad tomar en cuenta a la ciudadanía para cuestiones reales, asertivas, como la búsqueda del bien común”.

Para concluir, se le cuestionó a Ismael Barba Ortiz: ¿Cuáles son las medidas que se deben tomar para darle un mejor sostén a la participación ciudadana?

“Yo creo que tiene que entrar a nivel municipal, ahí los gobiernos deben pedir opinión a los ciudadanos sobre sí deben o no hacerse las obras públicas, pero es fundamental que los gobiernos municipales, quienes son los más cercanos a las personas, hagan acciones verdaderamente democráticas para un uso real las figuras participativas”.

¿Qué dicen las y los ciudadanos?

Para ahondar en el tema, ZonaDocs habló con ciudadanos para conocer su opinión sobre lo que es para ellos: la participación ciudadana y cómo es que están viviendo el actual proceso electoral.

Paula Ramírez, mujer de mediana edad habitante del municipio de Tlajomulco de Zúñiga, señaló:

“En mi municipio hay muchas cosas por mejorar, en primera, estamos hartos de la inseguridad que existe en las zonas donde se abandonan las casas y que después las habitan cualquiera, pero bueno si hablamos de participación ciudadana… yo nunca me he sentido parte de nada que tenga que ver con las decisiones de los pinches políticos, pero cuando están en campaña quieren hacer de todo, preguntarte de todo, pero ¿de qué chingados sirve eso? Si después de que gane el que sea que lo haga, no se acordarán de uno, somos nomas su escalón para luego pisarnos desde arriba”.

En entrevista con Saúl Hernández, padre de familia, nos habló con rabia de las campañas actuales en su municipio y en específico su opinión sobre la participación política.

“No soy un experto en la política, pero no necesito ser un genio para saber que todas las palabras que dicen estos candidatos son de dientes para afuera… yo lo que menos quiero al día es leer de política porque al final todo es lo mismo… sus lonas con su cara por todos lados, puro papelerío pendejo y nada de cosas que en verdad hagan algo bueno por el barrio, las personas quieren ser escuchadas, pero nunca veo a alguien de manera sincera preguntando qué necesitan las personas”.

Además agregó que a él nunca le han consultado nada acerca de las obras públicas y, por tanto, nunca ha participado en ninguna consulta ciudadana porque, al final, su opinión no sería tomada en cuenta por los mismos de siempre.

Si, en efecto, la participación ciudadana es “la intervención de las y los ciudadanos en la esfera pública en función de intereses sociales de carácter particular”; basta señalar que la participación ciudadana sí existe y crece día a día, a través, de proyectos horizontales que se tejen de manera comunitaria y que persisten fuera de la institucionalidad donde reina la retórica, pero no la inclusión activa de la ciudadanía.

***

Consulta aquí toda nuestra cobertura electoral:

https://www.zonadocs.mx/2021/04/29/elecciones2021-la-apuesta-de-zonadocs/

Comparte

Josué Ibarra
Estudiante de Estudios Políticos y Gobierno en la Universidad de Guadalajara, predicando el progreso y escribiendo realidades. Caminando con las raíces de mi pueblo y luciéndolas con honor. El periodismo, la democracia, la empatía y la justicia son la estructura del progreso.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Quizás también te interese leer