“No se atiende a quien no vota”: el fenómeno migratorio en Jalisco debe ser prioritario en las agendas políticas electorales

#EleccionesJalisco

La Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible, reconoce en la migración un aspecto fundamental del desarrollo de los países y, por lo tanto, advierte que si bien, “todos los migrantes, mujeres, hombres y niños, forman un grupo vulnerable que requiere protección”, también son agentes de transformación social.

En Jalisco, resulta necesario y urgente que los y las candidatas asuman en sus propuestas de campaña compromisos que, además de reconocer lo anterior, faciliten procesos de movilidad ordenada, segura, regular y digna para las personas que transitan por este estado.

Por ello, defensoras y defensores de derechos humanos e integrantes de casas y albergues para personas en situación de movilidad en Jalisco, una experta y personas migrantes que transitan y habitan el estado compartieron sus voces desde la experiencia para orientar la ruta de la agenda política electoral en esta materia.

Por Aletse Torres Flores / @aletse1799

En México, la migración es un fenómeno que va en aumento. El mes de marzo batió su récord con más de 9 mil peticiones de refugio, ello pese a que las solicitudes de reconocimiento de la condición de refugiado habían aumentado más de un 30% respecto al año pasado 2020. Además, la Organización Internacional para la Migraciones (OIM), reconoce que el corredor migratorio México-Estados Unidos es el más transitado del mundo, al ser Estados Unidos el principal destino de la migración mundial actualmente.

Desde enero, se han registrado 22 mil 606 solicitudes, según los datos de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR); esto representa un aumento del 31% respecto al 2020 y del 77% en el mismo período de 2019. Destaca que el origen de la mayoría de las peticiones está relacionado con la violencia que afecta a cientos de miles de personas en ciertos lugares de Centroamérica, incluidas amenazas, reclutamiento forzado, extorsión, violencia sexual y asesinatos.

“Un 64% son del triángulo norte de Centroamérica. De ellos, el 51% proviene de Honduras, 8% de El Salvador y un 5% de Guatemala. Los cubanos y haitianos son un 11% cada uno y los venezolanos un 6%. Un 22% de todos los solicitantes son niños y la mayoría llegan sin familiares”, explicó Aikaterini Kitidi, portavoz de la Agencia de la ONU para los Refugiados.

Asimismo, Lina Gómez, coordinadora de Incidencia Política del albergue “FM4 Paso Libre” , expuso en el reporte “Migraciones en México: fronteras, omisiones y transgresiones” que hay al menos cuatro escenarios visibles que determinan el contexto migratorio del país: 1) La presencia de la Guardia Nacional en la contención a migrantes, demostrando que el Gobierno federal ve al fenómeno desde la seguridad nacional y no desde una perspectiva humanitaria; 2) Incremento de personas en las caravanas migrantes; 3) Entrega de tarjetas visitantes que caducaron a los meses, dejando sin protección jurídica a quienes se las brindaron; y 4) Reforzamiento del control y seguridad de la frontera sur, evitando el ingreso al país.

Por otro lado, en el caso del estado de Jalisco, Heriberto Vega. investigador e integrante del equipo de “El Refugio Casa del Migrante” expone que pese a que la entidad “es tierra de migrantes” en todos los sentidos, las personas en movilidad llegan a ser víctimas del crimen organizado, la xenofobia, el abandono por parte de instituciones y la indiferencia de las autoridades gubernamentales.

Tan solo en 2019, las solicitudes para recibir la condición de refugiada y refugiado incrementaron un 400% en personas migrantes que se encuentran en la entidad, acorde a la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco (CEDHJ). Y pese a la pandemia del COVID-19, “los y las migrantes no dejaron de salir, tocaron las puertas de los albergues” aseguró Vega.

Iliana Martinez, investigadora del Programa de Asuntos Migratorios del ITESO, reconoció junto con un grupo de expertos varios obstáculos que siguen atravesando los y las migrantes:

  1. La invisibilidad del tema a nivel de la agenda, pues solo es tomado en cuenta en ciertas coyunturas (caravanas. niñez migrante, entre otros).
  2. Falta de espacios de diálogo entre las organizaciones civiles y las autoridades gubernamentales.
  3. No existe un plan para la vacunación contra el COVID-19.
  4. El acceso a derechos para muchas poblaciones migrantes.
  5. La falta de coordinación para trabajar el tema en los tres niveles de gobierno:: municipales, estatales y federales.

Otro aspecto importante que destacaron las organizaciones civiles, es la falta de apoyo que han tenido por parte de las autoridades y el abandono que tuvieron en la pandemia. En el caso del “Refugio Casa del Migrante”, se han mantenido con donaciones de la propia comunidad en especie y monetarias; por su parte FM4 Paso Libre cuenta con donadores que “no se cansan de ayudar” explicó Lina.

En México y en Jalisco el tema migratorio está intrínsecamente ligado a nuestro contexto de vida, tanto en contextos de movilidad regulares como irregulares. Los altos índices de migración irregular que se presentan, hacen necesaria una aproximación al tema migratorio que parta de la generación de una política pública que contemple la complejidad de la situación, la responsabilidad compartida de los países en nuestra región, pero, sobre todo, que tenga como base los derechos humanos y el concepto de seguridad humana.

En ello concuerda Sandra Martínez, investigadora de la Universidad de Guadalajara, quien considera que es necesaria la seguridad de las personas en sus vidas cotidianas, la cual, en su opinión se alcanza no mediante la defensa militar de las fronteras de un país, sino con “la consecución del pleno respeto a sus derechos humanos, garantizando su desarrollo personal, a la satisfacción de sus necesidades básicas y la participación en la comunidad de forma libre y segura”.

¿Qué dicen las organizaciones civiles, los y las expertas?

Frente al creciente fenómeno y la ineficiencia de respuesta por parte de las autoridades correspondientes, los y las expertas expresan que la primera consideración que deben de tener los y las aspirantes a puestos de elección popular debe fundarse en: dejar de criminalizar a la población y tener un verdadero acercamiento con las organizaciones que trabajan directamente con las personas en movilidad.

Heriberto Vega expresa que es necesario crear políticas públicas que garanticen una migración regular, segura y ordenada, en función de un tránsito seguro por el estado y el país. También, recomienda que se conozcan las prácticas de las organizaciones civiles y se genere un trabajo en conjunto para la creación de propuestas.

Por su lado, Sandra Martínez, recalca la importancia de contar con instituciones especializadas, como la Comisión de Asuntos Migratorios o el Instituto de Migración en Jalisco. La investigadora puntualizó que no solo se debe enfocar la atención a un solo sector, sino ampliar la mirada y retomar temas de deportación o refugiados.

Lina Gómez, desde su labor en el albergue apuesta por trabajar mano a mano con los y las candidatos para garantizar los derechos de los y las migrantes, así como, la recuperación del tejido social con programas sociales y culturales. Finalmente, invita a los aspirantes de un cargo público a no replicar los discursos de odio.

Finalmente, Iliana Martínez espera que exista una mayor conciencia y visibilidad hacia las personas en movilidad, y exista con ello, un trabajo en conjunto para el acceso a la salud pública, trabajo, educación para los menores de edad.

“Se necesita voltear a ver esas carencias, reconocer que existen, acercarnos sin estigmas y estar dispuestos a ayudarles. Nosotros siempre vamos a donde nos llamen, pero no sirve de nada si no toman en cuenta nuestras recomendaciones” sentenció.

“Yo solo quiero tener derechos”

Las y los entrevistados coincidieron en la relevancia de escuchar a las personas en movilidad, puesto que son quienes viven las carencias del sistema. Mario, nombre ficticio para proteger la identidad de este joven migrante, tiene 18 años y más de dos años viviendo en México, él comenta que le gustaría contar con seguridad, apoyo económico, facilidad en los trámites y sobre todo “los mismos derechos de los demás”.

“Me gustaría que cambiaran muchas cosas, pero sobre todo que trabajen en mis derechos, los necesitamos, los merecemos” sentenció.

Por su parte, Rúben, nombre ficticio para proteger su identidad, tiene 42 años, está de “paso”, lleva un año viajando alrededor del país. Comparte que le gusta trabajar en el campo, no le gusta el frío y mucho menos tener hambre; cuando viaja va a los albergues y por ello, espera que se construyan más.

“A veces no se a donde llegar, me da hambre y pues nadie me da trabajo tampoco, ojalá lo resuelvan pronto” comentó.

¿Qué proponen los partidos?

“No existe un interés hacia a la población migrante ni hacia sus necesidades por parte de las y los candidatos en estas y en pasadas eleccionesdeclaró Sandra Martinez. En ello concuerdan los y las entrevistados, debido a la falta de propuestas en el sector y al poco acercamiento hacia el fenómeno por parte de las y los futuros gobernantes.

Y en realidad, las personas no están tan equivocadas. De los 13 partidos políticos que compiten por diputaciones federales, locales y presidencias municipales, solamente cuatro de ellos cuentan con propuestas sobre migración en su plataforma electoral publicada por el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana Jalisco (IEPC Jalisco). Entre ellos están Partido de Acción Nacional (PAN), Partido Revolucionario Institucional (PRI), Fuerza por México, Somos Jalisco, el Partido Encuentro Social (PES), yel Partido Verde Ecologista de México.

El Partido de Acción Demócratica (PRD), propone terminar con las política xenófobas y asegurar el respeto de los derechos humanos de las personas migrantes. Asimismo, la creación de fiscalías especializadas en violaciones a los derechos humanos en los estados fronterizos y un tratado sobre el fenómeno entre México y Estados Unidos.

El Partido del Trabajo (PT), enfoca su trabajo en la emigración, por ende busca construir, acordar y respetar la aplicación de un Nuevo Pacto Social para la reactivación económica de México.

El partido local Futuro observa dos fenómenos migratorios: emigración y tránsito. En el caso de emigración se compromete a mejorar las condiciones de vida, para que quien emigre de Jalisco lo haga ejerciendo sus plenos derechos; facilitar los procesos de retorno, con sensibilidad institucional y oficinas de atención especializada. Por otra parte, las propuesta de migración en tránsito promueven la protección a la persona en movilidad, el cumplimiento de la Convención de Marrakech y la creación de instancias municipales que hagan más accesible la atención a la población.

Finalmente, el partido de Morena plantea una red de consulados, que deberán operar como defensorías de las y los migrantes, con el objetivo de prevenir o remediar las violaciones a sus derechos humanos. A su vez, señala que trabajará en una política que garantizará los derechos al trabajo, la vivienda, la seguridad, la educación y la salud.

Cada candidato o candidata electa, deberá priorizar el fenómeno migratorio dentro de sus agendas políticas, sin olvidar tomar en cuanta a quienes lo conforman: personas en movilidad, sus familias y las organizaciones que les acompañan:

“Si bien México alguna vez fue considerado un país de tránsito para muchas de las personas que huían de Centroamérica, el reciente aumento en las solicitudes de asilo confirma que también se ha convertido en un lugar donde muchas personas refugiadas pueden encontrar protección y empezar de nuevo sus vidas”, asegura ACNUR.

***

Consulta aquí toda nuestra cobertura electoral:

https://www.zonadocs.mx/2021/04/29/elecciones2021-la-apuesta-de-zonadocs/

Comparte

Aletse Torres
Vivo de café, amo los gatos, no creo en las etiquetas. Desde niña quise ser periodista por Spiderman, me invento unas fotos, cubro cualquier tema con pasión, respeto y verdad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Quizás también te interese leer