“La variante delta sí representa un riesgo importante; por ello, no debemos de bajar la guardia ni los cuidados”

Carlos Alonso Reynoso es Doctor en Ciencias de la Salud Pública con orientación en epidemiología y uno de los expertos que más nos ha alertado sobre las implicaciones sanitarias y sociales del COVID-19; en esta ocasión hablamos de la nueva variente denominada Delta que se detectó en la India y cuya capacidad de transmisión, aseguró la Organización Mundial de la Salud, es 60 veces superior al virus original.

Por Josué Ibarra/ @josueibarrasala

De acuerdo al artículo Reduced sensitivity of SARS-CoV-2 variant Delta to antibody neutralization, publicado por la revista científica Nature, el linaje SARS-CoV-2 B.1.617 se identificó en octubre de 2020 en la India; desde entonces, está ya presente en más de 98 países del mundo, entre ellos México.

“El linaje incluye tres subtipos principales (B1.617.1, B.1.617.2 y B.1.617.3) que albergan diversas mutaciones de Spike en el dominio N-terminal (NTD) y el dominio de unión al receptor (RBD) que pueden aumentar su inmunidad y potencial de evasión”, precisa la publicación académica.

Ante el alerta de su diseminación mundial, la Organización Mundial de la Salud alertó de su peligrosidad por su superior capacidad de contagio; por ello, es que consultamos a Carlos Alonso Reynoso, Doctor en Ciencias de la Salud Pública, para saber qué pasa con esta variante y qué es lo que puede implicar para la pandemia que en nuestro país sigue vigente.

“Hay un crecimiento en el número de contagios y hospitalizaciones, en un mes los casos activos crecieron 62 % en Jalisco, pasamos de 779 a 1,264, la hospitalización creció en 17 % y aunque estamos muy lejos de los niveles que tuvimos en las etapas de la crisis cuando teníamos alrededor de 10 mil casos activos y más de 62% de ocupación hospitalaria, también nos llama la atención que la positividad rebaso el 5% por primera vez en ya varios meses, estamos en el 5.6 % y esto representa un crecimiento en el último mes de 64 %”, precisó el especialista.

Con estos datos oficiales, pese a la deficiencia que ha tenido el Estado Mexicano para ofrecer información clara sobre la incidencia de COVID-19, le preguntamos a Carlos Alonso cómo asumir, sin caer en el alarmismo, la comunicación que ofreció la Organización Mundial de la Salud en torno a la variante delta y donde señaló que:

“Su gran poder de transmisión con un índice de contagio superior en un 60% al virus original, y su capacidad de mutación, la convierten en una variante muy peligrosa, así lo aseguran los responsables de la agencia de la ONU para la salud, quienes advierten que está poniendo en jaque, especialmente, a los países con un bajo índice de vacunación, aunque ningún país está a salvo”.

En platica con Carlos Alonso quien cuenta con una orientación en epidemiología y es investigador de la Universidad de Guadalajara, explicó:

“Es una variante que se detectó por primera vez en la India y es la responsable de este pico tan abrupto que se presentó en dicho país y que colapsó por completo su sistema de salud. Es una variante que posee ciertas cualidades que la hacen mucho más contagiosa, esto se mide mediante un indicador que se llama: tasa de reproducción, ésta permite medir por cada caso detectado, cuántos más podrás tener. La tasa de reproducción que teníamos originalmente con la primer variante detectada en Wuhan, China, era de 2.5 aproximadamente; es decir, que por cada caso ese caso podía generar hasta 2.5 casos nuevos y cada uno de éstos 2.5 a su vez; la variante Delta tiene la capacidad de contagiar entre 5 a 8 personas por cada caso, esto representa un incremento sustancial en la capacidad de contagio que tenía las variantes anteriores”.

Otro punto clave que mencionó el epidemiólogo es la capacidad que tiene la variante delta de evadir el sistema inmune:

“Además también se ha demostrado que tiene una capacidad para evadir el sistema inmune tanto en las personas contagiadas como en aquellas ya vacunadas, esto significa que ha habido casos de personas que ya se contagiaron y se volvieron a contagiar, y también ha habido casos de personas que ya fueron vacunadas que se vuelven a contagiar con esta variante; entonces, eso es lo más importante que podemos tener en cuenta, que es una variante sumamente contagiosa y que representa una velocidad de contagio mucho mayor a las variantes que anteriormente habíamos presentado”.

Por esto, aseguró el especialista, ni los gobiernos ni las personas deben de disminuir los cuidados, pues el riesgo es latente, pues ya se tiene evidencia científica de que la variante delta ya está circulando en el país y en nuestro estado.

“Esto representa un riesgo inminente sino se toman medidas adecuadas, no porque la variante sea más letal, esto no se ha demostrado, sino porque la variante es más contagiosa; entonces, si nosotros tenemos una cantidad mucho más grande de casos en proporción, aunque la variante no sea más letal, también vamos a tener una cantidad más grande de defunciones y si no tenemos un control adecuado, eventualmente, podríamos colapsar el sistema de salud con la cantidad de personas que requieran atención hospitalaria y eso es algo que no queremos; por ello, debemos darle seguimiento a esta variante”.

En cuanto a las medidas sanitarias, se le cuestionó al experto si deberían seguir siendo las mismas o se deberían tomar medidas extraordinarias debido a la variante delta.

“Las estrategias que se deben de seguir para tratar de combatir a esta variante no son muy distintas a las que se tenían que seguir anteriormente; desafortunadamente, las medidas actuales se han relajado, lamentablemente, estamos en una situación pre-pandemia en donde la gente ya no utiliza cubre bocas, ya no hay distanciamiento social, por eso tenemos que regresar al uso constante del cubre bocas, tenemos que regresar al distanciamiento social, a evitar lugares cerrados y mal ventilados, esas son las principales herramientas”.

Además, Carlos Alonso agregó un punto clave: la vacunación.

“También tenemos una nueva herramienta que no teníamos, la vacuna; actualmente ya está abierta la vacunación prácticamente para todos los mayores de 18 años en la nación; por lo tanto, es importante que las personas se vacunen y aquellos que ya se vacunaron completen su esquema porque un esquema completo protege mucho más de esta variante que un esquema incompleto, así lo han demostrado los números, pero también recordar que la vacunación no protege al 100% contra el contagio, protege contra complicaciones en caso de que nos contagiemos, entonces, esa es la principal utilidad de la vacuna y con estas medidas en conjunto podemos tratar de mitigar el incremento sustancial de casos que tenemos”.

Viendo a futuro, dentro de semanas o meses, el especialista comentó que ahora es difícil hacer un pronóstico porque el comportamiento del virus ha sido completamente incierto, y sobre todo porque no se tiene certeza todavía de la prevalencia de la variante entre los casos circulantes, pues se tiene un estimado de la cantidad de casos que se están presentando, pero no se tiene la certeza de cuántos de ellos son específicamente por la variante Delta; sin embargo, si se sigue el comportamiento que se está presentando en los demás lugares del mundo, lo que se observará es que esta variante va a prevalecer a las otras variantes, es decir, va a ser la variante predominante en cuestión de poco tiempo:

“Eventualmente vamos a tener un incremento de casos; sin embargo, esto es mera especulación porque no se tienen los números para sustentarlo, pero lo más probable es que suceda eso: la variante Delta sustituirá a las demás variantes que tenemos en el país y que, eventualmente, se tenga un incremento de casos como el que ya se está teniendo”.

Carlos Alonso, además nos dio su opinión acerca de las medidas tomadas tanto por el gobierno federal como estatal, tras el anuncio de la variante delta.

“Me parece que las medidas han sido bastante escuetas de momento, la llegada de esta variante desde otras partes del mundo ha sido sin control, los sitios turísticos no tienen ninguna medida de contención, las personas llegan sin ninguna medida de restricción, no se les pide ningún tipo de prueba, eso me parece que ha sido un error, me parece que, al momento, las autoridades tanto federales como estatales han sido lentas en sus medidas”.

Y en el tema de vacunación, el doctor en Ciencias de la Salud Pública mencionó que el gobierno federal debería de ceder el control de la vacunación a la secretarías de salud en lo federal y en lo local, pues estos órganos que son los que han manejado las campañas de vacunación anteriores de manera bastante eficiente, ya que tienen toda la experiencia.

Las medidas que menciona Carlos Alonso se asemejan a las dictadas y recomendadas por la ONU, donde se invitó a los Estados-Nación priorizar la vacunación rápida y efectiva.

Además se instó a las farmacéuticas y proveedores de vacunas para que compartan sus conocimientos para que otros centros de investigación puedan crear sus propias vacunas y así se acelere el paso de la vacunación mundial: “Cuanto antes comencemos a construir más centros de vacunas y aumentemos la capacidad mundial de vacunas, antes podremos disminuir las oleadas mortales”, se precisó en el comunicado de la Organización Mundial de la Salud.

En México, al 8 de julio, la pandemia registra 2.74 millones de casos positivos de COVID-19 (activos sólo están 48 mil); 246 mil 486 muertes por COVID-19, así como más de dos millones de casos de recuperación.

En el caso de Jalisco se han confirmado 89 mil 952 casos positivos (1,128 activos); 12 mil 735 muertes por COVID-19, y más de 62 mil personas recuperadas.

Comparte

Josué Ibarra
Estudiante de Estudios Políticos y Gobierno en la Universidad de Guadalajara, predicando el progreso y escribiendo realidades. Caminando con las raíces de mi pueblo y luciéndolas con honor. El periodismo, la democracia, la empatía y la justicia son la estructura del progreso.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Quizás también te interese leer