#JusticiaparaSophiayMatteo: fueron sustraídos por su padre

Sophia y Matteo de 12 y 8 años de edad son víctimas de sustracción parental. Hace más de 7 meses su padre, Alejandro R.P. los separó abruptamente y sin consentimiento de Jennifer Seifert, su madre, la cual cuenta con su guarda y custodia.

Desde entonces Jennifer pide incansablemente que se haga justicia para volverlos a tener consigo.

“El amor por mis hijos es infinito y haré todo lo posible para que regresen conmigo”.

Por Jacqueline López / @jacqueline_lope

Hace poco más de 7 meses Jennifer Seifert se convirtió en víctima de violencia vicaria, luego de que su exmarido Alejandro R.P. cumpliera sus múltiples amenazas y sustrajera a Sophia y Matteo de su lado, hijos de ambos.

‘’Estar sin mis hijos ha sido como una muerte en vida, es una cosa terrible el no saber cómo están, ni dónde están, ni quien los cuida, que pasa si se enferman, quien los acuesta por las noches, todo eso ha sido bastante complicado y doloroso, es una venganza muy cruel por levantar la voz’’ relató Jennifer.

En 2012 se acuñó el término ‘’violencia vicaria’’ para nombrar aquella violencia contra la mujer que ejerce el hombre utilizando como objetos a las niñas o niños producto de la relación de pareja o matrimonio, con el único objetivo de dañarlas. Estos sustraen a sus hijos e hijas de sus madres amenazándolas con nunca volver a verlos, lo cual provoca daños irreversibles en los menores y sus madres, pues muchas veces esta violencia termina en homicidio.

Mas de 150 mujeres mexicanas exigen que se legisle en contra de la violencia vicaria

Jennifer vive en la Ciudad de México, estuvo casada con Alejandro por 10 años y producto de su relación nacieron Sophia y Matteo. En 2015 Jennifer decidió separarse luego de vivir por mucho tiempo una relación con violencia psicológica, emocional y económica, ejercida por parte de su ahora exesposo. Desde entonces ambos acordaron que los dos se harían responsables de los niños de manera equitativa. Así, Jennifer obtuvo la guarda y custodia de sus hijos y Alejandro tenía convivencias con Sophia y Matteo sin restricciones.

Sin embargo, él decidió ver a sus hijos solo dos veces cada 15 días, por lo que, al menos un 95% del tiempo Sophia y Matteo estaban con su mamá.

A pesar de tener un acuerdo respecto a la manutención de los niños, un año después del divorcio, Alejandro incumplió con la pensión alimenticia. Jennifer acudió al juzgado en donde Alejandro había dejado una fianza, la cual funcionaria como un seguro en dado caso de que dejara de pagar el monto acordado para la manutención de sus hijos.

Al querer activar dicha fianza la abogada de Jennifer se dio cuenta que ésta había sido falsificada, por lo que, no existía dicho seguro. Si bien, inmediatamente se dio aviso al juzgado, nunca se obtuvo respuesta. Ante la situación Jennifer decidió hacerse cargo por completo de los gastos de sus hijos para evitar crear un conflicto con Alejandro que pudiera dañarlos.

Aun así, Sophia y Matteo continuaron con las convivencias en los tiempos y días acordados por su padre, pues para Jennifer lo más importante han sido ellos y su bienestar:

‘’Nunca dejó de ver a sus hijos, porque era un derecho de los niños, no es un derecho mío, entonces independientemente de que el fuera una persona irresponsable es un derecho que yo no les podía ni quería arrebatar a mis hijos’’ explicó Jennifer.

Dos años más tarde la situación económica de Jennifer cambió y a finales de 2018 decidió dar aviso a las autoridades del incumplimiento de Alejandro con la pensión alimenticia de sus hijos. Situación que derivó en varias amenazas de parte de su expareja, quien le aseguraba que las consecuencias por demandarlo serian graves y ella sufriría:

‘’Siempre me amenazo con el tema de los niños me decía que si hacia algo en su contra la repercusión seria directamente con mis hijos’’ aseguró Jennifer

Pese a las amenazas Jennifer decidió romper el silencio y darle fin a la violencia económica que estaban viviendo sus hijos al no recibir la manutención por parte de su padre; levantó una denuncia y se comenzó un proceso legal en contra Alejandro.

Sin embargo, él no asistía a las audiencias y después de casi dos años, en marzo del 2021, se le envió la notificación final en donde tendría que presentarse con el juez para que se determinara cuánto era lo que tendría que pagar por todos los años que incumplió con su obligación.

De acuerdo con Jennifer, el fin de semana posterior a esa última audiencia Alejandro pasó por sus hijos para la convivencia. Se los llevó de casa de Jennifer y como sucedía siempre, Matteo y Sophia dejaban de tener contacto con ella porque Alejandro apagaba el celular que su hija para seguir en comunicación constante.

‘’Para mí era una angustia el no poder estar en contacto con ellos, el no saber si estaban bien me causaba mucha preocupación y él lo sabía y lo hacía para molestarme’’ contó Jennifer

Sin comunicación alguna, a ese fin de semana se agregaron más días sin verlos y sin que Alejandro los regresara a su hogar materno. Jennifer se dispuso a pasar por sus hijos a la casa de su exesposo, pero él le aseguró que no podría llevarse a Sophia y Matteo porque la había demandado.

‘’Fue ahí cuando cumplió su venganza’’ comentó Jennifer con tristeza

La demanda que Alejandro interpuso en contra de Jennifer había sido por violencia intrafamiliar y, aunque era falsa, la utilizó para justificarse y no regresar a sus hijos con su madre. Incluso, el juez del juzgado familiar en la Ciudad de México le solicito tres veces que devolviera a Sophia y Matteo con su mamá, pero esto no sucedió. Alejandro se fugó con los dos menores de edad.

Desde entonces Jennifer solo ha conseguido ver una sola vez a sus hijos a través de una ‘’reja’’ y por unos cuantos minutos. Narra que Sophia y Matte se encontraban destrozados, llorando y desesperados, impactados por lo que sucedía pues su padre les ha hecho creer que ella les había abandonado.

Mientras pasaban los meses y Jennifer buscaba soluciones para recuperar a sus hijos se dieron cuenta que la Ministerio Publico encargada del caso estaba involucrada directamente con Alejandro, así que fue destituida del proceso por corrupción.

En el juzgado familiar la juez a cargo también fue destituida del caso y lleva tiene una queja administrativa debido a que Jennifer y sus abogados pudieron demostrar que también estaba coludida con Alejandro. Ahora, en su lugar se encuentra una nueva juez que tiene a su cargo el proceso y se encuentra en la búsqueda de una solución favorable para que Sophia y Matteo vuelvan al lugar donde tienen que estar: al lado de su madre.

Al momento, Alejandro enfrenta la demanda por pensión alimenticia y dos más por sustracción parental y por usurpación de profesiones. Esto debido a que, durante el proceso de recuperar a sus hijos, una persona se acercó a Jennifer para contarle que Alejandro presuntamente lleva 15 años trabajando como médico en distintos hospitales y utilizando una cedula profesional de un abogado de Guadalajara, dicha información fue confirmada por las autoridades una vez que Jennifer presentó una serie de pruebas.

Luego de esto, las amenazas en contra de Jennifer por parte de este hombre no se han detenido:

‘’Ya que me entere de esto él me amenazó y me dijo que si yo seguía con el tema estaría en problemas’’ platicó Jennifer.

Jennifer continúa intentando recuperar a sus hijos y reconoce que todo esto ha sido para su bien, pues al ser sustraídos de su hogar y separados por completo de su madre -con la cual pasaban más del 95% de su tiempo– el daño que ocasionado a ambos es grande, ya que también han sido separados del resto de su entorno. Además, dice que los dos menores de edad están completamente encerrados y fueron cambiados de escuela.

‘’En estos momentos se está tratando de evaluar la situación anímica de los niños para que estos sean devueltos de la manera menos abrasiva y agresiva posible’’ explicó Jennifer.

Finalmente, Jennifer hizo un llamado a las miles de mujeres que están viviendo una situación similar a la suya y aseguró que ninguna debe quedarse callada ante las violencias ejercidas por sus ex parejas o parejas.

‘’Sepan que levantar la voz y hacerse oír va a hacer que muchas más personas se unan y podamos lograr cambios’’ comentó

Y a sus hijos envío un mensaje para que sepan que todos los días lucha para que vuelvan a su lado:

‘’Aquí estoy, aquí sigo hijos, cada segundo de cada día de estos 7 meses que han pasado, estoy pensando en ustedes 24 horas al día, sepan que no he descansado un solo segundo para tratar de que regresen a donde tienen que estar, como unos niños libres y felices, realmente los quiero libres de mente cuerpo y alma porque no merecen estar privados’’ concluyó.

Comparte

Jacqueline López
Estudiante de Criminologia, criminalística y técnicas periciales. Feminista. Apasionada por contar la verdad, pedir justicia y respetar los derechos humanos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Quizás también te interese leer