¿Cómo deberíamos de cuidarnos de la viruela del mono?

Hace más de un mes diversos países anunciaron casos positivos de la llamada Viruela del Mono; actualmente, 37 países alrededor del mundo cuentan con casos confirmados de dicha enfermedad.

¿Pero qué sabemos de la viruela del mono? ¿Qué medidas sanitarias debemos tomar? Interviews organizó un panel con Graziella Almendral, periodista especialista en salud, y con la Doctora Eva Ortiz, especialista en medicina interna, para aclarar todas las dudas alrededor de esta enfermedad.

En cuanto al estado, la Secretaría de Salud Jalisco ya confirmó cinco casos positivos.

Por Josué Ibarra/ @josueibarrasala

En 2020, la viruela símica, mejor conocida como viruela del mono, afectó a más de 4 mil 500 personas, pero no tuvo la cobertura por parte de los medios; en ese año, su presencia como enfermedad causó el fallecimiento de alrededor de 170 personas, así lo informó la periodista, Graziella Almendral, en el panel virtual #ClavesDeSalud:”Viruela del Mono: ¿Qué sabemos hasta ahora?”, organizado por Internews.

Actualmente, esta enfermedad viral está presente en 37 países, esto ha llamado la atención del mundo y, ahora sí, existe una atención mediática en el tema, pero ¿qué trae consigo la viruela del mono?

Alrededor del mundo se han detectado mil 989 casos en 37 países, siete de ellos presentan virus endémico. Hasta ahora, 72 personas han fallecido por esta enfermedad, esto de acuerdo a la Organización Mundial de Salud.

Al respecto, Graziella Almendral, periodista especializada en temas de salud, mencionó que en varios de estos países no se encuentra una relación directa de viajes o contacto entre un enfermo y otros, lo cual alarma más sobre el tema.

En Europa, Reino Unido es uno de los países con más casos, teniendo 504 casos, España le sigue con 323 casos, Portugal con 241 casos y Alemania registra 266 casos; en Latinoamérica, los casos se encuentran muy bajos, pero México ya tiene 5 casos confirmados y dos más en estudio; Argentina y Brasil cuentan cada uno con tres casos, aunque el país carioca tiene siete más en estudio de confirmación. Finalmente, Venezuela con un caso.

Este virus tiene origen animal, siendo detectado por primera vez aproximadamente en 1958, encontrándolo en monos. De los primeros países de la historia en reportar casos fue República Democrática del Congo que aún sigue presentando casos actualmente.

“Este virus pertenece al mismo género que la viruela humana, se dejó de vacunar contra la viruela humana a partir más o menos de 1965, 1968 o 1970 dependiendo el país; la viruela se declaró erradicada en 1980; por lo tanto, hay mucha parte de la población que no cuenta con inmunidad a este virus”, mencionó Graziella Almendral.

La periodista presentó en el panel, los retos urgentes que ha presentado el virus. El primero de ellos fue luchar contra el estigma, ya que la mayoría de los casos han sido hombres homosexuales, esto ha creado un discurso que ha dirigido la conversación a señalar como culpable a la comunidad LGBTTIQ; el otro reto urgente es la coordinación entre los países que ya detectaron casos, pues se requiere un acceso equitativo a la vacuna, esto para superar este virus en conjunto.

El próximo jueves 23 de junio se realizará una reunión del gran comité de expertos de la Organización Mundial de Salud para hacer una evaluación del brote actual, y así determinar si se declara o no, la presencia de la viruela del mono como una emergencia de salud pública de preocupación internacional.

¿Cómo debemos cuidarnos?

La viruela símica es causada por el virus Orthopoxvirus de la familia Poxviridae; por tanto, es una zoonosis vírica que se presenta principalmente en zonas de selva tropical de África central y occidental y, esporádicamente, se exporta a otras regiones, tal y como está pasando ahora.

Sus signos clínicos, explica la OMS, suelen ser fiebre, erupción cutánea e inflamación de los ganglios linfáticos, lo que puede provocar una variedad de complicaciones médicas.

La Doctora Eva Ortiz, especialista en medicina interna y quien estuvo involucrada en la detección de los primeros casos en España, compartió cómo es que se lleva a cabo el tratamiento de este virus:

“Lo más importante es la vigilancia de síntomas, a partir de ahí se da seguimiento a que las lesiones cutáneas no se sobren infecten; por ello, se les da un antiséptico tópico a los pacientes. Estas lesiones no se recomienda tenerlas tapadas sino descubiertas, y que claramente que nadie tenga contacto con ellas. Para el tratamiento de los síntomas se unas paracetamol, sólo sí se presenta fiebre, y en el caso de dolor por la localización de las lesiones se usan antinflamatorios e ibuprofeno, si se presenta dolor de cabeza”.

La viruela símica suele ser una enfermedad autolimitada, con síntomas que duran de dos a cuatro semanas; aunque su presencia sí puede causar cuadros graves. Actualmente, la OMS asegura que su tasa de letalidad ronda entre el 3% y el -6%.

Este virus se transmite al ser humano por contacto estrecho con una persona o animal infectado, o con material contaminado por el virus; de ahí que en una persona ya contagiada se deba evitar todo contacto estrecho con lesiones, líquidos corporales, gotículas respiratorias y materiales contaminados como la ropa de cama.

Hasta el día de hoy, aclaró la especialista médica, no han aplicado un tratamiento distinto, pues los más de 100 casos que han tenido en su clínica, los pacientes que han visto no han necesitado ningún tratamiento con antivirales; eso sólo le utiliza en casos mucho más graves, los cuales -a nivel mundial- únicamente se han presentado en tres personas. Incluso, en la mayoría de los casos no se presentan hospitalizaciones:

“La mayoría de los casos han sido leves, ha habido casos de hospitalización como el primer paciente que tratamos, pero esto se hizo para hacer pruebas de sangre y, así, obtener un diagnóstico diferencial con otras infecciones virales, pero básicamente fue por eso, no por estar en un estado de salud grave”, explicó la doctora.

Además agregó que al tratarse de un virus contagioso, el tratamiento implica aislamiento.

“Hasta al momento, la recomendación a nivel global y por la OMS es que el paciente debe mantenerse aislado todo el tiempo que tenga lesiones cutáneas, tenga síntomas y todas las lesiones cicatricen; es decir, que se le caiga la costra y vuelva salir una piel sana. Hasta entonces, las personas con la enfermedad deben estar aisladas, a mi experiencia esto puede variar demasiado”.

El periodo de incubación (intervalo entre la infección y la aparición de los síntomas) de la viruela símica suele ser de 6 a 13 días, aunque puede variar entre 5 y 21 días.

Las organizaciones sanitarias señalan que la infección puede dividirse en dos periodos:

  • El periodo de invasión (dura entre 0 y 5 días), caracterizado por fiebre, cefalea intensa, linfadenopatía (inflamación de los ganglios linfáticos), dolor lumbar, mialgias (dolores musculares) y astenia intensa (falta de energía). La linfadenopatía es una característica distintiva de la viruela símica que la diferencia de otras enfermedades que inicialmente pueden parecer similares (varicela, sarampión, viruela).
  • La erupción cutánea suele comenzar 1-3 días después de la aparición de la fiebre y tiende a concentrarse sobre todo en la cara y las extremidades en lugar de en el tronco. Las zonas más afectadas son el rostro (en el 95% de los casos), las palmas de las manos y las plantas de los pies (en el 75% de los casos). También se ven afectadas las mucosas orales (en el 70% de los casos), los genitales (30%) y las conjuntivas (20%), así como la córnea. La erupción evoluciona secuencialmente de máculas (lesiones con una base plana) a pápulas (lesiones firmes ligeramente elevadas), vesículas (lesiones llenas de líquido claro), pústulas (lesiones llenas de líquido amarillento) y costras que se secan y se caen. El número de lesiones varía de unas pocas a varios miles. En casos graves, las lesiones pueden unirse y hacer que se desprendan grandes secciones de piel.

Para al especialista, la pandemia por COVID-19 puede ayudar a este brote de viruela del mono porque ya sabemos cómo y qué implica hacer un aislamiento; por ello, señaló que para tratar este virus es importante evitar su propagación.

De acuerdo a datos de la OMS, la población de riesgo son niños menores de 12 años, mujeres embarazadas y personas con problema de inmunosupresión. De ahí que con ellos se deben tomar mayores precauciones.

Al final del panel, a la doctora Eva Ortiz se le cuestionó si el contacto sexual es un método de contagio a lo cual ella hizo mención a un artículo científico realizado por un grupo de doctores italianos donde se presentó el virus en el semen, pero queda a cuestión si ese virus puede causar enfermedad en las otras personas; lo que sí es relevante es que durante una relación sexual existe un contacto estrecho y eso claramente puede causar la transmisión, así que es difícil determinar puntualmente si las relaciones sexuales causan este virus, pero esto -aclaró- no depende de las orientaciones o preferencias sexuales de ninguna persona.

Para finalizar, la especialista mención de las secuelas que provoca el virus. “Lesiones cutáneas que al caerse la costra pueden dejar marcas. Otro punto grave es el hecho de que pueda afectar los ojos, en la córnea, si esto pasa puede causar hasta la pérdida de visión”.

En 2022, a raíz del análisis de datos obtenidos en estudios en animales y humanos, la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) autorizó el uso para la viruela símica de un antivírico denominado tecovirimat que se había desarrollado para la viruela; aunque éste todavía no está ampliamente disponible.

Tres años antes, en 2019, se aprobó una vacuna con virus de la vaccinia atenuado modificado (cepa de Ankara) para la prevención de la viruela símica. De acuerdo a la OMS, se trata de una vacuna de dos dosis cuya disponibilidad sigue siendo limitada.

Ambas especialistas invitadas por Internews señalaron que aún mucho por descubrir de este virus, Eva Ortiz concluyó señalando que es difícil saber qué pasará en el futuro, pues a lo largo de los días los casos suben y otros días se presentan bajas, pero puntualizó que no se ha presentado una disminución importante y eso mantiene presenta la alerta sanitaria.

¿Cómo se define un caso sospechoso?
Cuando una persona, de cualquier edad, presenta una erupción cutánea o de mucosas que, inexplicablemente, progresa desde la cara al resto del cuerpo; y que además se manifiesta con algunos de estos síntomas:

• Dolor de cabeza
• Fiebre de inicio aguda superior a los 38,5 °C
• Inflamación en los ganglios
• Dolor muscular
• Fatiga o debilidad

En caso de dudas, puedes llamar al Call Center al 33-3823-3220 o a la Unidad de Inteligencia Epidemiológica y Sanitaria (UIES) de la Secretaría de Salud Jalisco al 33-3030-5000 ext. 35059 y 35072.

***

Para poder ver el panel completo pueden hacerlo en este video:

Comparte

Josué Ibarra
Josué Ibarra
Estudiante de Estudios Políticos y Gobierno en la Universidad de Guadalajara, predicando el progreso y escribiendo realidades. Caminando con las raíces de mi pueblo y luciéndolas con honor. El periodismo, la democracia, la empatía y la justicia son la estructura del progreso.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Quizás también te interese leer