Regreso a clases, pero a qué costo

Jalisco poco más de 260 mil estudiantes ya regresaron a clases, ¿Cómo ha sido su regreso? ¿Cómo se han sentido? ¿Cómo van los contagios? ¿Cuántas deserciones escolares existieron?

Por Josué Ibarra/ @josueibarrasala

En marzo de 2020, la pandemia derivada de la Covid-19 provocó que las clases presenciales se trasladaran a un formato en línea. Hoy más de doce meses después se volvió, al menos, en el nivel de educación básica y media superior a clases presenciales, lo cual trajo consigo diversas opiniones, posturas a favor y en contra.

Al respecto, Maricela nos comentó como para ella y su hija, el regreso ha sido importante:

“Siento que fue lo mejor porque mi hija ya tenía un retroceso en su aprendizaje, me parece buena decisión que ya hayan regresado a clases. Y sobre el COVID se han tomado medidas como minimizar el tiempo de receso y haciendo hincapié en que los niños deben de llevar toallitas desinfectantes, gel y cubre bocas obligatorio, como si fueron ya útiles escolares”.

Sobre estas condiciones sanitarias para el regreso, la Comisión Estatal de Derechos Humanos del Estado de Jalisco señaló que:

“Si bien, en la mayor parte de los centros escolares visitados se cuenta con protocolo de prevención en el manejo de la contingencia por COVID-19, como el ingreso con cubrebocas y la aplicación de gel antibacterial, se observaron algunas deficiencias; por ejemplo, la toma de temperatura no se cumplía en 21% de los centros”.

Además identicaron que diversas escuelas reportaron que “el 23% del personal docente y administrativo no cuenta con su esquema de vacunación contra el COVID-19”, lo cual representa un riesgo para su salud, pese a que las direcciones escolares señalaron no podrían obligar a nadie por “el carácter voluntario de la vacunación”.

Pese a que este existe en Maricela esa alegría por el regreso, la Secretaría de Educación reportó que durante el ciclo escolar 2020-2021, un total de 49 mil 301 niñas, niños y adolescentes desertaron o abandonaron sus estudios debido a la contingencia por COVID19.

Los datos desagregados de esta deserción son los siguientes:

  • Abandono o deserción escolar en primaria: 6 mil 722.
  • Abandono o deserción escolar en secundaria: 18 mil 488.
  • Abandono o deserción escolar en preparatorias: 24 mil 091.

El regreso a clases y los riesgos sanitarios

Camila, hija de la señora Maricela, nos contó que ha implicado para ella regresar a la escuela:

“Me sentí nerviosa porque en presencial entré a secundaria y dejé de ir a la escuela cuando cursaba primaria, me siento rara y diferente, porque convivo con más maestros fuera de lo común y las materias son más difíciles, ya que los profesores son más estrictos, pero por el COVID me dejan menos tiempo de recreo”.

Estos son algunos de los cambios que relejan como el volver a clases presenciales no ha significado volver a la normalidad de antes, pues se trata de una nueva normalidad ajustada a las medidas sanitarias donde, como lo menciona Camila, “los recreo son más cortos” debido a la emergencia sanitaria.

Karina quien también es madre de familia comentó:

“Yo me siento más a gusto que Zoe (su hija) haya regresado a clases después de más de un año que estuvieron desde casa, siento que ella que es de Kínder si fue mucho de perder aprendizaje, ya que en esos niveles a mí parecer es fundamental el convivir con los demás para aprender, aunque están asistiendo una semana sí y otra no, la verdad me parece difícil en el aspecto de que están usando plataformas para enviar tareas cuando no les toca asistir en presencial y es la primera vez que lidio con plataformas educativas y algunas cosas me parecen complejas porque no soy muy tecnológica”.

Por eso mismo, Karina prefiere las clases presenciales, aunque remarca que son fundamentales las medidas, ella sí prefiere totalmente las clases en las aulas, pues es ahí donde se fomenta el aprendizaje grupal y la retroalimentación entre todos los niños, aunque también considera que es un acierto como dividieron los grupos para dividir la asistencia, esto para evitar contagios.

En información dada a conocer por el Gobierno de Jalisco, durante la última semana crecieron en un 23% los casos activos de COVID-19 en estudiantes de 3 a 14 años, esto al pasar de 503 a 623 casos activos.

En cuanto a las y los estudiantes de nivel medio y superior (15 a 25 años), los contagios disminuyeron de mil 904 casos activos a mi 877.

Condiciones generales de los centros educativos

La CEDHj, en su revisión de las escuelas, pudo constatar que el 5% de los planteles no contaba con energía eléctrica, lo que prácticamente se traduce en una imposibilidad material para llevar a cabo las clases en su formato híbrido; aunado a ello, el 13% no tenía agua potable, cuestión indispensable para el lavado de manos, limpieza del plantel, funcionalidad de los baños, entre otros.

Además confirmaron que el 63% de los planteles cuenta con servicio de internet, lo que se traduce en una imposibilidad para cumplir con el sistema híbrido que se pretende implementar y que se contempla en la estrategia nacional.

Otros datos reveladores es que 51% de las escuelas no se tenían un área para la preparación de alimentos, y 35% de estas instituciones no cuentan con barda perimetral, lo cual facilitó que el 21% de los planteles fueran vandalizados y/o robados.

Sobre las normas de seguridad, protección civil y seguridad escolar, de las escuelas analizadas solamente en el 51% hay un comité de protección civil; ,en sólo 52% se cuenta con un programa interno de protección escolar; en 73% no se cuenta con extinguidores con carga y el 39% no tiene señalética de emergencia visible.

Un tema positivo es que el 93% de las escuelas cuenta con un Comité Participativo de Salud Escolar; sin embargo, hasta este momento, en 23% de los centros educativos no hay un plan, proyecto o estrategia relacionado con la atención socioemocional del alumnado.

Un punto clave es las necesidades actuales que tienen los centro con este regreso a clases es que “el 80% del personal directivo de centros escolares manifestó no contar con los recursos económicos para realizar las reparaciones necesarias a la infraestructura”; así mismo, el 86% tampoco “cuenta con los recursos económicos para adquirir o reponer el equipo de cómputo y tecnológico faltante”.

De las entrevistas que la CEDHJ realizó al personal directivo, el 51% manifestó que no tienen los recursos económicos para adquirir el material de limpieza, mantenimiento y desinfección necesario (jabón, cloro, escobas, trapeadores, herramientas de jardinería, gel antibacterial, etcétera), pese a todo ello, la Secretaría de Educación Jalisco informó que, en promedio, el 86 % de las y los alumnos han regresado a clases presenciales en el estado.

Comparte

Josué Ibarra
Estudiante de Estudios Políticos y Gobierno en la Universidad de Guadalajara, predicando el progreso y escribiendo realidades. Caminando con las raíces de mi pueblo y luciéndolas con honor. El periodismo, la democracia, la empatía y la justicia son la estructura del progreso.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Quizás también te interese leer