“Post-COVID-19 es una enfermedad nueva, no sólo una secuela de la COVID-19”: OMS

El pasado 8 de octubre, la Organización Mundial de la Salud reconoció como una nueva enfermedad el llamado: “Post-COVID-19” o “COVID-19 de larga duración”, ¿pero qué es esto? ¿es tan riesgoso como suena? ¿todas las personas que contrajeron Covid-19 están condenadas a tener esta enfermedad?

A través del estudio titulado “A clinical case definition of post COVID-19 condition by a Delphi consensus” se ofrece una definición de la enfermedad que ayudará a entender cómo es que se gesta y cómo se posible tratarla.

Por Josué Ibarra / @josueibarrasala

La Organización Mundial de la Salud, finalmente, ha reconocido como nueva enfermedad el “post-Covid-19 “ o “Covid-19 de larga duración”, pero qué es exactamente esto; esta es la definición de esta nueva enfermedad:

“La afección post-COVID-19 se produce en individuos con antecedentes de infección probable o confirmada por el SARS-CoV-2, generalmente tres meses después de la aparición del COVID-19 con síntomas que duran al menos dos meses y que no pueden explicarse por un diagnóstico alternativo. Los síntomas más comunes son la fatiga, la dificultad para respirar y la disfunción cognitiva, pero también se pueden dar otros síntomas que suelen repercutir en el funcionamiento cotidiano del enfermo. Los síntomas pueden ser de nueva aparición, tras la recuperación inicial de un episodio agudo de COVID-19, o pueden persistir desde el inicio de la enfermedad. Los síntomas también pueden fluctuar o puede haber recaídas con el tiempo. Para los niños, puede ser aplicable otra definición”.

Esta enfermedad, en algunos países considerada como emergente y en otros como una secuela de la COVID-19, se produce en algunas personas tras haber padecido COVID-19; sin embargo, no existe un parámetro, pues en algunos casos se manifiesta de manera inmediata, mientras que -en la mayoría de los casos analizados- suele aparecer “normalmente tres meses después del inicio del COVID-19. Los síntomas duran al menos dos meses y no pueden explicarse por un diagnóstico alternativo”, así lo ha explicado la doctora Janet Díaz, jefa de gestión clínica de la Agencia de la ONU.

Lamentablemente, no existen pruebas para detectar esta enfermedad, tal y como las que existen en el caso de COVID-19; no obstante, se está investigando cómo poder detectarla para evitar secuelas muy prolongadas en quienes se podrían ver afectados. Lo cual también daría información para entender en qué condiciones ésta llega a manifestarse.

Para adentrarse más en esta nueva enfermedad, una investigación publicada por la World Health Organization ofrece datos estadísticos concretos.

El estudio señala que la mayoría de los pacientes que padecen la enfermedad por coronavirus (COVID-19) se recuperan por completo, pero algunos permanecen con efectos a largo plazo en varios sistemas corporales, incluidos, los sistemas pulmonar, cardiovascular y nervioso, así como efectos psicológicos.

Estos efectos parecen ocurrir independientemente de la gravedad inicial de la infección por COVID-19, pero ocurren con más frecuencia en mujeres de mediana edad y en aquellas que manifestaron más síntomas.

La mayoría de los pacientes con COVID-19 regresan a los valores iniciales después de una infección aguda por SARS-CoV-2, pero una proporción sigue presentanto los mismos síntomas, aunque sus resultados a la enfermedad den negativos.

Por lo tanto, aún se desconoce cuántas personas se ven afectadas con secuelas a más largo plazo después del COVID-19 agudo, pero los informes publicados indican que aproximadamente del 10 al 20% de los pacientes del COVID-19 experimentan síntomas persistentes durante semanas o meses después de la infección aguda por SARSCoV-2.

Metodología del estudio

Para la investigación referida se tomó en cuenta a los participantes que fueron identificados de la lista de médicos e investigadores de pacientes que asistieron a un seminario web sobre la afección posterior al COVID-19.

Los participantes elegibles fueron invitados a participar a través de una carta de reclutamiento en línea solicitando su participación y compromiso.

Todas las preguntas se evaluaron en una escala Likert de 9 puntos, de 1 (menos importante) a 9 (más importante) y se pidió a los participantes que eligieran el nivel de importancia para cada variable en la definición. El objetivo era obtener una muestra diversa de participantes de todas las partes interesadas.

Teniendo en cuenta que algunos participantes podrían ser expertos en más de una categoría, se invitó al menos a 20 expertos de cada una de las cinco categorías con el objetivo de una muestra de al menos 75-100 participantes. Teniendo en cuenta una tasa de no respuesta del 10% al 15% (o falta de deseo de participar) y una tasa de abandono del 10%, se invitó al menos a 100 participantes.

Inicialmente, se enviaron un total de 747 invitaciones por correo electrónico. Hubo 265 encuestados en la Ronda 1, con 241 respuestas completas y 24 respuestas incompletas. En la Ronda 2 hubo 195 encuestados con 178 respuestas completas y 17 respuestas incompletas.

Presentaron una definición de caso clínico de una condición post COVID-19 para ser aplicada en la comunidad y en el entorno de atención médica para optimizar el reconocimiento y la atención de las personas que experimentan una condición post COVID-19. Esta definición se obtuvo mediante una metodología robusta basada en protocolos.

Sin embargo, las y los científicos involucrados aclararon que, si bien, esta difinición es un primer paso para el reconocimiento del Post COVID-19 como una nueva enfermedad y no sólo como una secuela aún requiere de mayor tiempo de análisis.

“COVID-19 seguirá siendo un desafío en el futuro inmediato. Quedan muchas respuestas pendientes en torno a COVID-19 y sus secuelas, y constantemente se formulan nuevas preguntas. Esta definición de condición posterior al COVID-19 ayudará a avanzar tanto en la promoción como en la investigación, pero probablemente cambiará a medida que surjan nuevas pruebas y nuestra comprensión de las consecuencias del COVID-19 continúe evolucionando.”

Por ello, la OMS remarcó que, si bien, “no está claro qué es lo que desencadena esta situación en los enfermos”, la definición que hacen de la enfermedad “ayudará a ir resolviendo todas estas dudas a base de investigación médica”.

Síntomas del Post COVID19

De acuerdo a la definición de la OMS, los síntomas más comunes de esta nueva enfermedad son “la fatiga, la dificultad respiratoria y la disfunción cognitiva, pero también otros que generalmente tienen un impacto en el funcionamiento cotidiano”; además estos síntomas “pueden ser de nueva aparición, tras un periodo de recuperación inicial de un episodio agudo de COVID- 19 aguda, o persistir desde la enfermedad inicial”.

***

Para consultar los resultados de la investigación pueden consultarlo en el siguiente link:

https://www.who.int/publications/i/item/WHO-2019-nCoV-Post_COVID-19_condition-Clinical_case_definition-2021.1

Comparte

Josué Ibarra
Estudiante de Estudios Políticos y Gobierno en la Universidad de Guadalajara, predicando el progreso y escribiendo realidades. Caminando con las raíces de mi pueblo y luciéndolas con honor. El periodismo, la democracia, la empatía y la justicia son la estructura del progreso.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Quizás también te interese leer